- DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS -
No esperes nada especial de mí, y no te decepcionaré. Ése parece ser el secreto de la felicidad: en general, no equivocarte al elevar tus propias expectativas.

Al adentrarte en este blog, tan sólo advertirte que (suelo, prefiero y) me gusta pensar y opinar por mi mismo; lo que a veces no recuerdo muy bien es en qué orden se debe realizar ese proceso. Y claro, ...así me va. Aunque últimamente y con los años, procuro "controlar" cierto orden en todo esto, la verdad es que no siempre lo consigo. Unas veces pienso lo que digo y otras, digo lo que pienso. Discúlpame en estos últimos casos; ten presente que yo procuraré hacer lo mismo contigo.

Una cosa más: como supongo que sabréis por vuestra propia experiencia, inexorablemente llega una hora de la madrugada en la que, como en esos antros habitados por gente "impresentable", hay que irse del "chinguirito" o del pub .... Eso, o quedarse, pero siempre teniendo en cuenta las especiales circunstancias que empiezan a concurrir. Es cuando ya no distingues un gintónic de un Dyc con cocacola ni por la luz ni por el sabor. Es cuando quienes parecían, en principio, poco agraciad@s físicamente empiezan a tener visibles virtudes. Algo así como si los dioses te soltaran una indirecta: "venga chaval, que ya está bien ...".

Bueno, pues algunas veces tengo la sensación de que la creación de este peculiar blog es fruto de esos momentos de "chinguirito". Quizás por eso, la mayor parte de lo que encuentres en este peculiar lugar para la reflexión introspectiva es absolutamente arbitrario y accidental, con ese sano espíritu que unicamente suele emanar de los lujos de la Realísima Gana. Por lo tanto, se evidencia que aquí no hallarás razones para la ecuanimidad, para el estricto rigor o para la exactitud ni, me temo que mucho menos, demasiados motivos para el provecho personal.

Si ya decidiste quedarte en este garito un instante más, (que sepas que te lo agradezco pero) ten en cuenta todo lo anterior para no llamarte a engaños. Recuerda que: para lo edificante, ya están las constructoras; para las doctrinas, los salvadores de patrias; para el pensamiento único, las dictaduras; y para las risas, los monólogos de comediantes. Aquí sólo encontrarás ideas, equivocadas o no, mostradas con seriedad o con la "guasa" que me proporcionó mi cigüeña, derivadas de un mayor o menor grado de desnudez implícita; pero eso sí, salidas casi siempre del corazón, con pretensiones honestas y, las veces que se pueda,
bienintencionadas, respetuosas y nada dadas al puro adoctrinamiento.


no obstante, publico alguna otra cosa ¡¡¡ aunque sólo sea por puro equilibrio emocional !!!

domingo, 14 de abril de 2013

10 formulas sexuales sin compromiso


                                                               ¡¡¡ aunque hay mas !!!




Diez tipos de sexo sin compromiso


 Dicen los estudiosos del tema (aquellas personas que leen aquellos libros en los que se escribe analíticamente de esto) que a finales del siglo dieciocho y comienzos del diecinueve coincidieron tres revoluciones. La primera fue industrial y se montó a partir de una máquina de vapor, la segunda fue consecuencia del hambre y la venimos llamando francesa, y la tercera es la sexual y la produjo el bidé. ¿Así de simple? Pues, dicen que si.

Y ¿que trajo consigo esto último, lo de la revolución sexual? Pues precisamente otros tipos de relación, tipos que siempre existieron pero que entonces se hicieron visibles y, a regañadientes, no tuvieron mas remedio que ser aceptadas por una sociedad cada vez mas heterogénea y menos encorsetada. Podríamos afirmar que la represión con las que se trataba de evitar la practica libre de la sexualidad humana de forma colectiva y generalizada, pese a lo que comúnmente se piensa, no tiene más de un par de siglos, y fueron los poderes dominantes de entonces quienes encabezaron toda una cruzada para contener el empuje liberador. Hace poco mas de dos siglos que nos reprimen y llevamos algo mas de uno intentando escaparnos del yugo opresor. En relación a esto, es curioso comprobar como la institución eclesiástica, garante de la esencia espiritual de la persona humana y que le hace diferente del resto de animales, en lo que a la sexualidad se refiere predica seguir un comportamiento similar a estos; al mono, a la jirafa o al ornitorrinco. Es decir, condena a la sexualidad a un hecho concebido con finalidad exclusivamente reproductora y enmarcada dentro de una única relación monógama e intemporal. Niegan el placer por el placer en la conducta sexual humana, y la circunscriben al matrimonio que, por otro lado, pretenden que sea eterno.
 
Sin embargo, la moda liberadora establece que se puede seguir simplemente los pasos de los deseos, sin fijarnos mucho con quien, sin tener demasiado en cuenta cómo o donde, y mucho menos preguntarnos por qué. Se establece la posibilidad de que, de una manera fácil, asequible y anónima, puedas hacerlo casi con cualquiera que tenga tus mismos propósitos y voluntades. Y a medida que crecen estas prácticas, parecen crecer también con ellas lo que (algunos) consideran masturbaciones conjuntas (sin sentido) o practicas sexuales parecidas a lo de la muñeca hinchable. Pero ¿quien dijo que para tener sexo hace falta amor? Es conveniente, incluso gratificante si es "definitivo"; pero no es la única opción. Las relaciones sexuales ya no son exclusivas de personas casadas o con relaciones estables. Han surgido los SINGLES (antes llamados solterones/onas pero que ahora con el termino anglosajón adquieren un toque snob).  El sexo sin compromiso proporciona satisfacciones distintas y están diseñadas para aquellas etapas en la vida de hombres y mujeres donde se busca satisfacer necesidades básicas del ser humano sin tener que pasar tiempo en “trámites” de cortejo complejas y dilatadas.  No hablamos de infidelidad, hablamos de relaciones desde posiciones sin compromiso previo alguno. Que no se entienda esto como manual para infieles o como apología del "Viva la virgen" (valiente paradoja, no?). ¿Estas solo y quieres? Pues si quieres (posiblemente, claro está) puedas.
Las relaciones sexuales sin complicaciones son una excelente opción para obtener lo mejor de las relaciones sentimentales, pues nos quedamos con el placer, la y el lado lúdico sin tener que pasar por lo de las rosas, la cena romántica, el regalo de San Valentin, etc. Insisto, todo esto ultimo tiene su aquel pero no es exclusivo; existen otras opciones, otros tipos de relación, otros "mundos" e igualmente plausibles o respetables. Algun@s incluso hacen de las relaciones esporádicas y sin pretensiones una forma de vida; es su formula habitual de relación.

Además, este tipo de relación no tiene por qué ser con una misma persona ni en un mismo lugar; de hecho, las parejas ocasionales -aquellas que conoces una noche- suelen ser perfectas para llegar a la satisfacción instantánea. Se pueden combinar en el tiempo proporcionando altibajos a la cotidianidad emocional en la que solemos estar sumergidos. Es como, salvando las distancias, jugar a un juego multimedia y saltarte varios niveles e ir directamente al último.

Aquí te dejo 10 (posibles) opciones: Hay mas

1. Sexo espontáneo

Un momento de pasión con alguien que acabas de conocer en el metro, en la cola del INEM, en el dentista, en una manifestación, paseando el perrito, en el mercado, etc ... puede resultar muy excitante; pero eso sí, no hay que olvidar las precauciones y garantías sexuales necesarias (como el uso del preservativo, por ejemplo. Bueno, esto siempre; ya no lo mencionaré mas). Tu estabas en el metro, hacías cola en el INEM, esperabas en el dentista, gritabas una consigna en una manifestación, paseabas el perrito o comprabas berengenas, ........ pero te tropiezas con alguien con quien sintonizas (bueno, bastaría con que creyeras sintonizar) y zas, la suerte se pone de tu lado. ¡Quien no se embarca no se marea!. La cosa puede resultar inolvidable, pero luego de terminar, nada de intercambio de teléfonos ni nada, pues la cuestión fundamental estriba en la exclusividad del momento. Conviene, aunque no es necesario, que esa percepción sea considerada así por ambos por lo menos al final; evita malentendidos innecesarios de última hora.

2. Sexo premeditado
¿Te sientes solo? ¿Le vienes dando vueltas a una posible relación con alguien que conoces pero no intimamente? Por qué no quedar con alguien que te viene rondando la cabeza para una larga (media o corta) noche de pasión… O tal vez sólo algo rápido; la cuestión es descargar la tensión y pasar un buen rato. Lo interesante aquí es que la cita puede ser con alguien que apenas conoces o con alguien con quien no quieres dejar una asignatura pendiente. ¡Que terrible eso de las asignaturas pendientes! ¡Te persiguen y machacan toda una vida!

3. Sexo retroactivo.

tumblr_lq4z98K4GC1qdx9nio1_500_large
¿Te acuerdas de todo lo que te hacía sentir “x”? ¿Rico verdad? ¿Por qué no repetirlo? Muchas veces la vida sigue trayendo a esas personas que creías olvidadas, hay que aprovechar.  Desaparecen y cuando menos te lo esperas aparecen en tu vida siendo tus vecinas, tus compañeras de trabajo, tu acompañante de autobús, tu .... Es algo mágico, digno del ilusionismo mas estrambótico. Son ocasiones únicas para cerrar (o abrir, según se mire) el circulo, para leer el libro hasta el final sin perder detalle. ¿Algún vez has vuelto a ver una película que te gustó mucho un día y que por lo que sea no has tenido ocasión de volver a disfrutar?¿o un libro?¿o un atardecer? La segunda y siguientes veces que se producen estos hechos es como si lo volvieras a vivir pero prestando atención a detalles que la primera vez pasaron desapercibidos.



4. Sexo solidario. 

Por buena gente: Le puedes dar una oportunidad a esa persona que no te llama tanto la atención, que no resulta físicamente agraciada de forma universal pero que tiene un "no sé que"; te podrías llevar una sorpresa. Es esa que no se los lleva al huerto simplemente con correrse el flequillo o enseñando pierna, que le pasa como a ti, que se lo tiene que currar. Y puede que sea eso lo que la hace especial; genera en ti una sensación parecida a la solidaridad y desde la empatía. Es algo raro, lo sé, pero se da y desde la consciencia; no es esa típica tía que ni miras al principio y que según van pasando las horas de ocio nocturno y el componente alcohólico por tu garganta, te va pareciendo mas apetecible por puro descarte, no. Hablo de un acto consciente y decidido en aras de darle una oportunidad a quien te puede resultar bella por dentro. Y algo queda claro: se lo montan de forma autentica, sin estereotipos ni artificios comunes. Y con unas ganas!!!

5. Sexo “nostálgico”. 

¿Seguro que ya no sientes nada? Llamar a una expareja para tener relaciones sexuales, puede ser un arma de doble filo; por una parte, ya se conocen y el sexo puede ser mucho más divertido, aunque si alguno de los dos todavía tiene sentimientos por el otro puede ser el inicio de una complicada “relación” sexual. 
6. Sexo “de amigos”.

Siempre es bueno tener una persona a la que le puedes llamar de vez en cuando para cumplir tus deseos carnales. Y hacerlo con la mayor de las garantías. Llamas o te llaman y lo único que sabes es como terminara todo; el resto es desconocido, distinto y espontáneo. Puedes empezar con un paseo, con una salida de compras, con una comida o cena, con un arreglo de enchufes, o con ocio nocturno. Puedes seguir con las mas heterodoxas de las actividades. Pero lo que es seguro es como va a terminar, con un intercambio de fluidos incluso cargados de cierta emotividad. No olvidemos que a este tipo de relaciones se las de nomina de "amigos con derecho a roce"; y el roce hace el cariño, no?. Aquí el riesgo está en que la persona de la que demandas favores no esté disponible cada vez que tu quieras. Conviene no plantearse si, cuando no esto sucede, es o no porque otra persona la ocupa. Entraríamos en una dinámica subrealista y mas propia de una pareja que de dos personas individuales, adultas y libres, que es lo que son por separado. 
7. Sexo de odio.

Hay que estar abiertos a todo; hay que tener estomago pero, ¿qué tal si esa persona que “te saca de tus casillas” es el o la mejor compañera sexual que pudieras haber imaginado? Acuérdate que en la escuela decían que “si te molesta, es porque quiere contigo”. Es algo parecido, ¿no?. Del amor al odio hay un solo paso, pero ¿que tal si alguna vez desandamos el camino?. Reconozco que no es precisamente una de mis situaciones preferidas, pero joder a quien te jode tiene su aquel; su morbo, vaya.

8. Sexo de consuelo.

Tuviste un día horrible en la oficina, se murió tu canario o acabas de romper con el amor de tu vida y necesitas calor humano para reconfortarte. Tal vez tengas que pedirle a alguien que te haga el favor. Si eres el varón y el lastimado, dispones de una ventaja adicional porque no hay nada mejor para una mujer que le den la oportunidad de usar ese instinto maternal intrínseco que todas llevan dentro. Mojar de lágrimas los pechos femeninos, además de proporcionarte un pretexto, enternece almas y sensibiliza cuerpos.
9. Sexo temporal.

Tal y como su nombre lo indica, es el tipo de sexo que muchos tienen mientras aparece una pareja permanente en su vida. El bar de los happy hour, el pub de moda o la biblioteca de barrio pueden ser considerados como “agencias de empleo temporal”. Si la etapa que se vive entre relaciones serias puede ser considerado un paréntesis, hagamos ese paréntesis lo intenso, divertido y extenso como queramos. Apretemos el acelerador o frenemos en función del trafico o de las ganas de darte un tortazo. Ejercitar la soltería, como montar en bicicleta, a nadie se le olvida. Y, como montar en bicicleta también, cuanto mas energía dediques menos riesgo al fracaso.

10. Sexo “sorbet”.
 Este tipo de sexo sin ataduras es el que una persona tiene para quitarse el mal sabor que le dejó en la boca un/a  ex. Como el sorbete (de tu gusto preferido) que consumes después de una copiosa comida dilatada. Se trata de terminar con buen paladar y no temer iniciar otra vez la actividad cuando haya lugar; conviene, por tanto, apostar por lo seguro. Búscate el postre que mas te plazca y cómetelo como quieras disfrutando de cada bocado con la parsimonia necesaria. Tampoco es atiborrarte de manera que el sorbete (o postre en general) se convierta en protagonista, sino el inductor del buen sabor de boca.


Como complemento a todo lo anteriormente explicado, siempre te quedara el llamado sexo "yourself". Los que sepan ingles no necesitaran traducción; para los de francés  (buena alternativa también, por cierto) les explico someramente: tiene mucho que ver con el "amor propio".
Y por último, algunas cuestiones de interés:
- NO le harás escenas de celos. Si la inexistencia de celos es una ventaja, para que estropearlo.- NO podrás exigirle fidelidad. Acostúmbrate desde ya, no te llevarás chascos.- NO podrás exigirle exclusividad. Imagina que te lo exijan a ti. Se pierde el entusiasmo.- SI ES TORPE en eso, no dejarás aparcada su amistad. Comprende y ayuda, es de buen samaritano. - NO daréis excesivos datos intimos o particulares. Cualquier cosa que se diga o se haga, podrá ser utilizada en tu contra.- NO entraras en temas privados o personales. Así no autorizaras casos recíprocos.- Para todo el mundo siempre seréis AMIGOS y actuareis como tales.- SIEMPRE será un secreto entre los dos y de nadie mas. Difícil cuestión para las féminas, lo sé.- NO pasareis juntos el 14 de febrero. No tendría sentido.- NO interpretareis los clásicos roles femenino y masculino al uso. Para eso, mejor casaros.- NO te enamorarás de tu "medio pomelo" tomándole mucha ventaja ni le permitirás que te la tomen a ti.- NO dilapidareis vuestro grado de autonomía o independencia. Sois 1 + 1, no 2.- NO iniciareis proyectos económicos conjuntos. La economía es lo mas difícil de desligar llegado el momento.- NO involucrareis demasiados recursos en la tarea. Es mucho mas simple: os veis, disfrutáis y os dais un cariñoso adiós.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Paginas mas populares

Sigueme en