- DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS -
No esperes nada especial de mí, y no te decepcionaré. Ése parece ser el secreto de la felicidad: en general, no equivocarte al elevar tus propias expectativas.

Al adentrarte en este blog, tan sólo advertirte que (suelo, prefiero y) me gusta pensar y opinar por mi mismo; lo que a veces no recuerdo muy bien es en qué orden se debe realizar ese proceso. Y claro, ...así me va. Aunque últimamente y con los años, procuro "controlar" cierto orden en todo esto, la verdad es que no siempre lo consigo. Unas veces pienso lo que digo y otras, digo lo que pienso. Discúlpame en estos últimos casos; ten presente que yo procuraré hacer lo mismo contigo.

Una cosa más: como supongo que sabréis por vuestra propia experiencia, inexorablemente llega una hora de la madrugada en la que, como en esos antros habitados por gente "impresentable", hay que irse del "chinguirito" o del pub .... Eso, o quedarse, pero siempre teniendo en cuenta las especiales circunstancias que empiezan a concurrir. Es cuando ya no distingues un gintónic de un Dyc con cocacola ni por la luz ni por el sabor. Es cuando quienes parecían, en principio, poco agraciad@s físicamente empiezan a tener visibles virtudes. Algo así como si los dioses te soltaran una indirecta: "venga chaval, que ya está bien ...".

Bueno, pues algunas veces tengo la sensación de que la creación de este peculiar blog es fruto de esos momentos de "chinguirito". Quizás por eso, la mayor parte de lo que encuentres en este peculiar lugar para la reflexión introspectiva es absolutamente arbitrario y accidental, con ese sano espíritu que unicamente suele emanar de los lujos de la Realísima Gana. Por lo tanto, se evidencia que aquí no hallarás razones para la ecuanimidad, para el estricto rigor o para la exactitud ni, me temo que mucho menos, demasiados motivos para el provecho personal.

Si ya decidiste quedarte en este garito un instante más, (que sepas que te lo agradezco pero) ten en cuenta todo lo anterior para no llamarte a engaños. Recuerda que: para lo edificante, ya están las constructoras; para las doctrinas, los salvadores de patrias; para el pensamiento único, las dictaduras; y para las risas, los monólogos de comediantes. Aquí sólo encontrarás ideas, equivocadas o no, mostradas con seriedad o con la "guasa" que me proporcionó mi cigüeña, derivadas de un mayor o menor grado de desnudez implícita; pero eso sí, salidas casi siempre del corazón, con pretensiones honestas y, las veces que se pueda,
bienintencionadas, respetuosas y nada dadas al puro adoctrinamiento.


no obstante, publico alguna otra cosa ¡¡¡ aunque sólo sea por puro equilibrio emocional !!!

jueves, 2 de mayo de 2013

La caza del homosexual


El documental ‘La caza al homosexual’ se emitió en Canal + el miércoles 10 de abril a las 21.45.

Soy heteroxexual cúbico como bien sabeis algunos (tampoco el típico machote), pero esa no es la noticia. Lo noticioso es que aún hay en el mundo unos 80 países en los que ser homosexual es un delito. En algunos, como Irán, Yemen o Arabia Saudí, donde se aplica la Sharía, ese delito se paga con la muerte. Pero no solo el Islam más fundamentalista les persigue.

Jon Sistiaga (heterosexual -no sé si cúbico- también) ha viajado a Uganda, paraíso de turistas europeos, uno de los países más
profundamente cristianos de África y también el Estado más homófobo de ese continente para realizar este repotaje titulado "La caza del homosexual". En el Parlamento de Uganda se debate estos días la llamada "Ley antihomosexualidad", conocida como"Ley mata gays", que pretende prohibir cualquier forma de relación sexual entre personas del mismo sexo. El proyecto de ley contempla la pena de muerte para lo que denominan "homosexualidad agravada" o la cadena perpetua para las parejas que osen casarse.

PERMITIDME TAMBIÉN QUE OS DIGA QUE RECIENTEMENTE, Y POR PRIMERA VEZ EN MI VIDA (y espero que la última también), ME HE VISTO DISCRIMINADO POR SER HETEROSEXUAL EN UN ENTORNO GAY Y EN UNA CIUDAD COMO MADRID. Me veo casi obligado a este último apunte que daria para bastantes posts interesantes contados en primera persona; cosa que no descarto. Sin embargo, este último episodio no ha mermado mi interés ni mi beligerancia por la defensa de los derechos humanos, sean cuales fueran.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Paginas mas populares

Sigueme en