- DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS -
No esperes nada especial de mí, y no te decepcionaré. Ése parece ser el secreto de la felicidad: en general, no equivocarte al elevar tus propias expectativas.

Al adentrarte en este blog, tan sólo advertirte que (suelo, prefiero y) me gusta pensar y opinar por mi mismo; lo que a veces no recuerdo muy bien es en qué orden se debe realizar ese proceso. Y claro, ...así me va. Aunque últimamente y con los años, procuro "controlar" cierto orden en todo esto, la verdad es que no siempre lo consigo. Unas veces pienso lo que digo y otras, digo lo que pienso. Discúlpame en estos últimos casos; ten presente que yo procuraré hacer lo mismo contigo.

Una cosa más: como supongo que sabréis por vuestra propia experiencia, inexorablemente llega una hora de la madrugada en la que, como en esos antros habitados por gente "impresentable", hay que irse del "chinguirito" o del pub .... Eso, o quedarse, pero siempre teniendo en cuenta las especiales circunstancias que empiezan a concurrir. Es cuando ya no distingues un gintónic de un Dyc con cocacola ni por la luz ni por el sabor. Es cuando quienes parecían, en principio, poco agraciad@s físicamente empiezan a tener visibles virtudes. Algo así como si los dioses te soltaran una indirecta: "venga chaval, que ya está bien ...".

Bueno, pues algunas veces tengo la sensación de que la creación de este peculiar blog es fruto de esos momentos de "chinguirito". Quizás por eso, la mayor parte de lo que encuentres en este peculiar lugar para la reflexión introspectiva es absolutamente arbitrario y accidental, con ese sano espíritu que unicamente suele emanar de los lujos de la Realísima Gana. Por lo tanto, se evidencia que aquí no hallarás razones para la ecuanimidad, para el estricto rigor o para la exactitud ni, me temo que mucho menos, demasiados motivos para el provecho personal.

Si ya decidiste quedarte en este garito un instante más, (que sepas que te lo agradezco pero) ten en cuenta todo lo anterior para no llamarte a engaños. Recuerda que: para lo edificante, ya están las constructoras; para las doctrinas, los salvadores de patrias; para el pensamiento único, las dictaduras; y para las risas, los monólogos de comediantes. Aquí sólo encontrarás ideas, equivocadas o no, mostradas con seriedad o con la "guasa" que me proporcionó mi cigüeña, derivadas de un mayor o menor grado de desnudez implícita; pero eso sí, salidas casi siempre del corazón, con pretensiones honestas y, las veces que se pueda,
bienintencionadas, respetuosas y nada dadas al puro adoctrinamiento.


no obstante, publico alguna otra cosa ¡¡¡ aunque sólo sea por puro equilibrio emocional !!!

jueves, 3 de octubre de 2013

Kuczynski, literato del pincel











Me tiene fascinado este artista hasta el punto que, incluso, he utilizado alguna de sus ilustraciones en este blog. Lo descubrí gracias a un amigo que tiene una reproducción de una de sus ilustraciones presidiendo una de las paredes de su salón. Siempre me dijo que me animara a conseguir una en concreto que sabe que me gusta para ponerla junto a mi Kandinski. Y cualquier día le hago caso; total, los apellidos se parecen aunque, su arte, no. Se llama Pawel Kuczynski y consigue, con sus bellos dibujos cargados de imaginación y sátira, hacerte pensar sobre el mundo que nos rodea: política, sociedad, medio ambiente, tecnología, economía .... Nacido en 1976 en Szczecin (Polonia) y graduado en la Academia de Bellas Artes de Poznan,  estructura sus viñetas con un sutil halo de cinismo y con un uso del color (tonos pasteles que juegan con la saturación) que puede recordar a la mítica escuela checa de animación de mediados del siglo pasado, pero untándola con el barniz concienciador e irónico del notable humorista (negro) que lleva dentro.


Pawel Kuczynski
Es un observador. Y, desde luego, un artista. Un ilustrador capaz de sintetizar en una imagen una compleja situación, capaz de usar los trazos de un lápiz y los tonos de la acuarela para hablar de lo que pasa en el mundo sin decir una sola palabra. La sátira es su cómplice y la usa habilidosamente. «Creo que los artistas pueden cambiarlo todo», dice el ilustrador polaco, que sabe que sus dibujos repletos de contenido, de denuncia y de mordacidad pueden sacudir conciencias. Pero sobre todo pueden formar parte de la crónica del hoy que llegará a futuras generaciones. «Yo trato de convertir en dibujos mis observaciones sobre la condición humana», indica.

Esa es su misión. Su crónica de un mundo loco en el que el exceso de información hace que la gente quiera leer cada vez más pero también, cada vez, sepa menos. Dicho de otra forma, se lee mucho, pero muy brevemente, casi de soslayo y de forma dispersa, y esa es la razón por la que se viven buenos tiempos para su gremio, porque la ilustración llega, conecta e impacta a golpe de vista.


También llega a nosotros a través de internet, que permite que su trabajo y el de muchos de sus colegas llegue a todas partes del mundo. Porque, además, el contenido de sus viñetas, tiene un carácter global que alcanza más allá de lo que sucede en su país. Al fin y al cabo, recuerda, lo que sucede en España y que podría encajar en muchos de sus dibujos como anillo al dedo, también ocurre en otros muchos países.

Aquí os dejo alguno de sus trabajos, aquellos que he considerado mejores. Espero que los disfrutéis.



 

























































































































































































































Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Paginas mas populares

Sigueme en