- DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS -
No esperes nada especial de mí, y no te decepcionaré. Ése parece ser el secreto de la felicidad: en general, no equivocarte al elevar tus propias expectativas.

Al adentrarte en este blog, tan sólo advertirte que (suelo, prefiero y) me gusta pensar y opinar por mi mismo; lo que a veces no recuerdo muy bien es en qué orden se debe realizar ese proceso. Y claro, ...así me va. Aunque últimamente y con los años, procuro "controlar" cierto orden en todo esto, la verdad es que no siempre lo consigo. Unas veces pienso lo que digo y otras, digo lo que pienso. Discúlpame en estos últimos casos; ten presente que yo procuraré hacer lo mismo contigo.

Una cosa más: como supongo que sabréis por vuestra propia experiencia, inexorablemente llega una hora de la madrugada en la que, como en esos antros habitados por gente "impresentable", hay que irse del "chinguirito" o del pub .... Eso, o quedarse, pero siempre teniendo en cuenta las especiales circunstancias que empiezan a concurrir. Es cuando ya no distingues un gintónic de un Dyc con cocacola ni por la luz ni por el sabor. Es cuando quienes parecían, en principio, poco agraciad@s físicamente empiezan a tener visibles virtudes. Algo así como si los dioses te soltaran una indirecta: "venga chaval, que ya está bien ...".

Bueno, pues algunas veces tengo la sensación de que la creación de este peculiar blog es fruto de esos momentos de "chinguirito". Quizás por eso, la mayor parte de lo que encuentres en este peculiar lugar para la reflexión introspectiva es absolutamente arbitrario y accidental, con ese sano espíritu que unicamente suele emanar de los lujos de la Realísima Gana. Por lo tanto, se evidencia que aquí no hallarás razones para la ecuanimidad, para el estricto rigor o para la exactitud ni, me temo que mucho menos, demasiados motivos para el provecho personal.

Si ya decidiste quedarte en este garito un instante más, (que sepas que te lo agradezco pero) ten en cuenta todo lo anterior para no llamarte a engaños. Recuerda que: para lo edificante, ya están las constructoras; para las doctrinas, los salvadores de patrias; para el pensamiento único, las dictaduras; y para las risas, los monólogos de comediantes. Aquí sólo encontrarás ideas, equivocadas o no, mostradas con seriedad o con la "guasa" que me proporcionó mi cigüeña, derivadas de un mayor o menor grado de desnudez implícita; pero eso sí, salidas casi siempre del corazón, con pretensiones honestas y, las veces que se pueda,
bienintencionadas, respetuosas y nada dadas al puro adoctrinamiento.


no obstante, publico alguna otra cosa ¡¡¡ aunque sólo sea por puro equilibrio emocional !!!

sábado, 15 de junio de 2013

(La mayoria de) los indultos, son un insulto a la democracia (efectiva)




Casi 18.000 indultos desde 1977

A pesar de que la ley indica que es una "medida excepcional" los sucesivos gobiernos españoles la han utilizado de forma generalizada. En total, han decretado casi 600 indultos por año, con una media de 1,64 al día. 

El Gobierno de España (AHORA Y ANTES) indulta a torturadores, políticos corruptos, banqueros y ladrones de guante blanco.

Los gobernantes españoles (insisto, ANTES Y AHORA, los de izquierda y los de derecha) han convertido el indulto en otro abuso del poder antidemocrático. Mientras que en los países serios y decentes se indulta excepcionalmente, en España, mas que una "gracia" para mejorar la Justicia, es otro abuso de poder y un privilegio para amigos de políticos.

Desde 1977 se han indultado en España a 17.620 personas. La media anual ha sido de 480, pero Rajoy le ha cogido el gustito y parece que va a batir todos los records. El Gobierno de Mariano Rajoy está superando todas las marcas.
Durante la etapa de Zapatero (siete años) se concedieron 3.226 indultos en España, aunque el record lo tiene Aznar, que indultó a 5.916 en ocho años. Los industados tenían un perfil similar (políticos corruptos de todo pelaje y condicion, policías torturadores, jueces prevaricadores, narcotraficantes, empresarios y ladrones de cuello blanco ), lo que indica que la derecha y la izquierda tiene un criterio similar sobre el indulto y los que merecen esa gracia especial.

La medida del indulto, que se apoya en una moderna ley de 1870 y que se otorga por el Rey a propuesta del Departamento de Justicia y del Consejo de Ministros, se ha aplicado históricamente y a discreción en casos a menudo polémicos. Los tribunales de este país han visto cómo algunas de sus condenas quedaban reducidas por obra y gracia del Gobierno en casos como los GAL, con Barrionuevo y Vera como beneficiarios, o la chapuza en las identificaciones de los cadáveres del
Yak- 42.

 

Ruiz-Gallardón aclara-justifica: "Esta medida otorga al Gobierno la facultad de poder modular la aplicación de la ley cuando está justificado"

Ha habido otras gracias menos sonoras, pero igual de llamativas como las concedidas a un 'drag queen' condenado por agresión sexual o al exjugador de la Real Sociedad José Antonio de la Hoz Uranga, sentenciado a ocho años de prisión por colaborar con ETA en el secuestro del industrial Andrés Gutiérrez Blanco. El Gobierno, emulando al bíblico pueblo de Jerusalén al perdonar a Barrabás, concede asimismo indultos en Semana Santa a petición de las cofradías de penitentes.

Los jueces han aceptado históricamente con normalidad esta
prerrogativa del Poder Ejecutivo, pero hace en noviembre del año pasado pusieron el grito en el cielo tras la concesión del indulto a cuatro agentes de los Mossos D’Esquadra condenados. Doscientos jueces de toda España reprocharon al gobierno de Rajoy en un manifiesto el indulto concedido a estos cuatro mossos d'esquadra condenados por torturar a un ciudadano (al que confundieron con un atracador, asaltaron su casa, le detuvieron ilegalmente, le apalearon y le pusieron una pistola en la boca amenazando con disparar), por considerarlo un «fraude» y un «abuso» de la facultad de indulto, que «supone una afrenta al Poder Judicial» y a la misma democracia. La Justicia les condenó a cárcel, pero el Consejo de Ministros decidió indultarlos; lo ha hecho dos veces, para dejar claro quién manda, a pesar de que la Audiencia de Barcelona insistió en que debían ser encarcelados. Estos cuatro torturadores no solo no han pasado ni un solo día entre rejas, sino que siguen vistiendo el uniforme. Cualquier día se podrán cruzar con ellos por las calles de Barcelona."

Por tanto ¿Hay impunidad ante los abusos policiales? Sí, es evidente: generalizada y sistemática. Es más fácil hallar en España a un uniformado torturador indultado -entre mossos, policías y guardias civiles condenados- que a uno que haya pisado la cárcel. ¿La razón? Que la mayor parte de las denuncias no se investigan, como critican Human Rights Watch y la ONU en sus informes sobre tortura en España. Que la mayor parte de las investigaciones que llegan al juzgado no prosperan. Y que cuando al fin hay una condena, en aquellos casos en los que las pruebas son palmarias, el Gobierno saca su último as de la manga y recurre al indulto: una figura legal tan abusiva, medieval y poco democrática como el derecho de pernada.

El indulto, en (efectivas) democracias, es una medida excepcional de gracia que concede el gobierno para reparar injusticias. En la mayoría de los países del mundo se indulta poco porque es un recurso que muchos consideran una puerta falsa para burlar la Justicia y beneficiar a los amigos del poder. Sin embargo, en España, donde el poder polítco ni respeta ni considera a los ciudadanos, se abusa del indulto y se concede a una jauría de canallas que en cualquier otro lugar decente del planeta nunca serían perdonados. En democracias auténticas y solventes, no tan degradadas y falsas como la española, se indulta mucho menos. Bush, durante sus ocho años de presidencia, indultó a 200 personas en Estados Unidos , mientras que el Inglaterra esa medida es todavía más excepcional y suele aplicarse a casos de injusticia, cuando el indultado ha pagado parte de su condena en la cárcel. 


 En un momento en donde la corrupción ha escalado hasta la cima de los problemas de los españoles, según los últimos datos del CIS, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, ha concedido el indulto a un empresario condenado por la Audiencia Nacional por fraude de 12 millones de euros a AENA en la explotación de servicios de restauración de aeropuertos entre 1989 y 1995. Este mismo día Gallardón también concedió el indulto a cuatro personas más. Dos de esas personas estaban  condenados a tres años de prisión por un delito contra la salud pública, otra por un delito consumado de falsificación en documento oficial a cargo de funcionario público en el ejercicio de sus funciones
Presidente Partido Inicio Fin Indultos civiles Indultos militares Total indultos Indultos/días legislatura
Adolfo Suárez UCD 2 de abril de 1979 26 de febrero de 1981 410 0 410 0,58
Leopoldo Calvo-Sotelo UCD 26 de febrero de 1981 2 de diciembre de 1982 878 0 878 1,36
Felipe González PSOE 2 de diciembre de 1982 5 de mayo de 1996 5943 1 5944 1,21
José María Aznar PP 5 de mayo de 1996 17 de abril de 2004 5897 51 5948 2,04
José Luis Rodríguez Zapatero PSOE 17 de abril de 2004 21 de diciembre de 2011 3222 156 3378 1,20
Mariano Rajoy PP 21 de diciembre de 2011 23 de noviembre de 2012 434 34 468 1,38



Los indultos más rápidos a este lado de los Pirineos


¿Cuánto tiempo pasa desde que una persona es condenada hasta que se le concede el indulto? Ésta, como muchas otras piezas que articulan la medida de gracia, no está regulada. El lapso de tiempo entre la sentencia y el decreto que la conmuta o anula depende de dos variables: 
- lo que tarde el condenado o cualquier persona en su nombre (no es necesario contar ni tan siquiera con su aprobación) en reclamar esta medida a través del formulario que se hace llegar al Ministerio de Justicia; 
- y, sobre todo, la demora del Gobierno en tomar una decisión sobre la petición.

 Así, las diferencias entre los más rápidos y los que suman mayores demoras son significativas y van desde los 76 días que tardó en llegar el indulto a la denominada madre de Pozo Alcón hasta los 15.438 días (42,30 años) que se demoró el levantamiento de la prohibición de conducir a un hombre condenado por circular sin carnet. 

 
0123456(Años)OtrosContra la Administración PúblicaHomicidio y sus formasContra la libertad e indemnidad sexu…Contra la libertadContra el patrimonio y orden socioec…Código Penal MilitarTorturas e integridad moralContra el orden públicoFaltasDe las falsedadesLesionesContra la ConstituciónContra la intimidad, derecho a la pro…Contra la seguridad colectivaContra las relaciones familiaresContra la Hacienda Pública y Segurid…Contra la Administración de JusticiaContra los derechos de los trabajado…Ordenación del territorio, urbanismo…5,15,325,426,515,644,513,514,394,954,074,053,763,484,543,583,463,13,224,123,232,072,272,253,112,021,922,392,141,621,771,691,932,081,931,641,741,591,541,671,64

(*) Excluidas las categorías con 10 indultos o menos por no resultar significativa su distribución


La mediana total es de 976 días (2,67 años), pero esta cifra varía mucho según el tipo de delito y, sobre todo, el caso concreto. Los indultos para condenados por delitos contra la ordenación del territorio, el urbanismo, la protección del patrimonio histórico y el medio ambiente son los más raudos, con 647 días (1,77 años) de mediana, por ejemplo. También destacan los 799 días (2,19 años) de mediana para los indultados que habían sido condenados por delitos contra los derechos de los trabajadores y, al otro lado de la balanza, la mediana de 1.238 días (3,39 años) que tarda el Gobierno en conceder la medida de gracia a un condenado por delitos contra la Administración Pública, una categoría que incluye los casos de cohecho, prevaricación o fraudes.

EL TOP20 DE LOS MÁS VELOCES

Pero siempre existen casos dispuestos a romper las estadísticas. Entre los más rápidos, por ejemplo, podemos encontrar a un jefe de servicio de la administración autonómica en Castilla y León cuando el 10 de mayo de 1999 fue condenado por prevaricación. El 10 de septiembre de ese mismo año, sólo 123 días después, el Gobierno de Aznar le concedió el indulto y suprimió la inhabilitación para cargo público de siete años que pesaba sobre él. Así, ya en 2003 presidía ponencias municipales y también le pudimos volver a ver firmar disposiciones como jefe de servicio territorial de la consejería de Medio Ambiente de Castilla y León poco después, como en este Boletín Oficial de la provincia de Salamanca de 2004.

El número 1 es para la ya mencionada madre de Pozo Alcón, una mujer condenada a alejarse más de 500 metros de su hijo durante más de un año por darle un tortazo y agarrarle del cuello. Pasaron sólo 76 días desde que se dictó la condena, en la que se incluía la reclamación de la medida de gracia, hasta que el Gobierno de Zapatero decidió concederle el indulto.

Dentro de este Top20 de los más veloces en tumbar la condena destacan dos condenados por delitos contra la seguridad del tráfico a los que el indulto levantó la prohibición de conducir durante un año y un día a la que habían sido condenados. Uno de ellos recibió la medida de gracia en 100 días y, el otro, en 128, unos tiempos muy alejados de la mediana registrada en delitos contra la seguridad colectiva, que es de 889 días. También encontramos condenados por robo, lesiones, negarse a realizar el servicio militar y quebrantamiento de condena.
Justicia 
Pero quienes engrosan esta lista de los 20 más rápidos son, sin duda, diez condenados por malversación de caudales públicos, secuestro y/o detención ilegal relacionados con los GAL. Todos ellos fueron indultados en 1998, justo 147 días después de que se dictara su sentencia.


¡¡¡ Montesquieu se tiene que estar revolviendo en su tumba !!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Paginas mas populares

Sigueme en