- DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS -
No esperes nada especial de mí, y no te decepcionaré. Ése parece ser el secreto de la felicidad: en general, no equivocarte al elevar tus propias expectativas.

Al adentrarte en este blog, tan sólo advertirte que (suelo, prefiero y) me gusta pensar y opinar por mi mismo; lo que a veces no recuerdo muy bien es en qué orden se debe realizar ese proceso. Y claro, ...así me va. Aunque últimamente y con los años, procuro "controlar" cierto orden en todo esto, la verdad es que no siempre lo consigo. Unas veces pienso lo que digo y otras, digo lo que pienso. Discúlpame en estos últimos casos; ten presente que yo procuraré hacer lo mismo contigo.

Una cosa más: como supongo que sabréis por vuestra propia experiencia, inexorablemente llega una hora de la madrugada en la que, como en esos antros habitados por gente "impresentable", hay que irse del "chinguirito" o del pub .... Eso, o quedarse, pero siempre teniendo en cuenta las especiales circunstancias que empiezan a concurrir. Es cuando ya no distingues un gintónic de un Dyc con cocacola ni por la luz ni por el sabor. Es cuando quienes parecían, en principio, poco agraciad@s físicamente empiezan a tener visibles virtudes. Algo así como si los dioses te soltaran una indirecta: "venga chaval, que ya está bien ...".

Bueno, pues algunas veces tengo la sensación de que la creación de este peculiar blog es fruto de esos momentos de "chinguirito". Quizás por eso, la mayor parte de lo que encuentres en este peculiar lugar para la reflexión introspectiva es absolutamente arbitrario y accidental, con ese sano espíritu que unicamente suele emanar de los lujos de la Realísima Gana. Por lo tanto, se evidencia que aquí no hallarás razones para la ecuanimidad, para el estricto rigor o para la exactitud ni, me temo que mucho menos, demasiados motivos para el provecho personal.

Si ya decidiste quedarte en este garito un instante más, (que sepas que te lo agradezco pero) ten en cuenta todo lo anterior para no llamarte a engaños. Recuerda que: para lo edificante, ya están las constructoras; para las doctrinas, los salvadores de patrias; para el pensamiento único, las dictaduras; y para las risas, los monólogos de comediantes. Aquí sólo encontrarás ideas, equivocadas o no, mostradas con seriedad o con la "guasa" que me proporcionó mi cigüeña, derivadas de un mayor o menor grado de desnudez implícita; pero eso sí, salidas casi siempre del corazón, con pretensiones honestas y, las veces que se pueda,
bienintencionadas, respetuosas y nada dadas al puro adoctrinamiento.


no obstante, publico alguna otra cosa ¡¡¡ aunque sólo sea por puro equilibrio emocional !!!

sábado, 9 de febrero de 2013

Disculpe el señor

          

A tenor de los ultimos articulos publicados por El Pais hoy mismo en los que se explica la contabilidad interna del PP entre 1990 y 2009 y que reflejan pagos periódicos, trimestrales y semestrales a toda la cúpula del partido (secretarios generales y vicesecretarios generales); a tenor de los nombres que se manejan y dado que a María Dolores de Cospedal le sigue sin constar dichos pagos y, además, amenaza con querellas al considerarse ella personalmente y su formación "indignados", se me viene a la memoria una cancion. Se trata de un preciosista tema (digno de oir) del genial y premonitorio Juan Manuel Serrat que ya en 1992 en su disco Utopia nos decia lo siguiente:

DISCULPE EL SEÑOR
si le interrumpo, pero en el recibidor
hay un par de pobres que
preguntan insistentemente por usted.

No piden limosnas, no...
Ni venden alfombras de lana,
tampoco elefantes de ébano.
Son pobres que no tienen nada de nada.

No entendí muy bien
sin nada que vender o nada que perder,
pero por lo que parece
tiene usted alguna cosa que les pertenece.

¿Quiere que les diga que el señor salió...?
¿Que vuelvan mañana, en horas de visita...?
¿O mejor les digo como el señor dice:
«Santa Rita, Rita, Rita,
lo que se da, no se quita...»?

DISCULPE EL SEÑOR,
se nos llenó de pobres el recibidor
y no paran de llegar,
desde la retaguardia, por tierra y por mar.

Y como el señor dice que salió
y tratándose de una urgencia,
me han pedido que les indique yo
por dónde se va a la despensa,
y que Dios, se lo pagará.

¿Me da las llaves o los echo? Usted verá
que mientras estamos hablando
llegan más y más pobres y siguen llegando.

¿Quiere usted que llame a un guardia y que revise
si tienen en regla sus papeles de pobre...?
¿O mejor les digo como el señor dice:
«Bien me quieres, bien te quiero,
no me toques el dinero...»?

DISCULPE EL SEÑOR
pero este asunto va de mal en peor.
Vienen a millones y
curiosamente, vienen todos hacia aquí.
Traté de contenerles pero ya ve,
han dado con su paradero.

Estos son los pobres de los que le hablé...
Le dejo con los caballeros
y entiéndase usted...
Si no manda otra cosa, me retiraré.
Si me necesita, llame...
Que Dios le inspire o que Dios le ampare,
que esos no se han enterado
que Carlos Marx está muerto y enterrado.


Una convocatoria espontánea a través de Twitter llamó a la ciudadanía
a protestar frente a la sede del PP esta tarde a las 20.00 horas. No son pobres (aún) pero tiempo al tiempo. Son ociosos, personas que no tienen, desgraciadamente, nada mejor que hacer que ir adonde creen que se encuentran los corruptos y señalarselos a la policia que les custodia al grito de "¡Ahi está, ahi está, la cueva de Ali Babá!""¡Donde están, no se ven, los ladrones del PP!"¡A ti no te consta, a mi si me cuesta!". Claro, como cantan sus esloganes divertidos, no deben estar pasandolo tan mal creeran dentro de la sede. Pero lo cierto es que estas ultimas revelaciones sobre la financiación irregular del Partido Popular y los pagos fraudulentos a sus dirigentes no han tardado en generar un gran eco y la calle ya esta harta.
El pasado viernes 18 tuvo lugar otra protesta frente la sede del PP por el mismo motivo. En este caso la convocatoria anónima también surgió de forma espontánea a través de las redes sociales. Pese a que un gran dispositivo policial rodeó el edficio de la calle Génova e intentó por todos los medios cumplir con los dictados de la "popular" Delegada del Gobierno de Madrid, cientos de personas se concentraron allí a grito de ¡La Policía protege a los ladrones!"¿Dónde están nuestros sobres?". "Graciosos" estos ciudadanos pensarian entonces los de dentro de la sede.

Que sigan nuestros politicos (esta vez estos, pero anteriormente otros) no teniendonos la consideracion debida y faltandonos al respeto casi por prescripcion medica. Veran que poco tiempo falta para que aparezcan desde los extremos los que estan ansiosos por darle una patada al sistema y por terminar con las pocas libertades que nos van quedando lastimosamente. Ya lo dijo alguien: "cuando el capitalismo falla, el fascismo (de un lado y del otro) se frota las manos".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Paginas mas populares

Sigueme en