- DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS -
No esperes nada especial de mí, y no te decepcionaré. Ése parece ser el secreto de la felicidad: en general, no equivocarte al elevar tus propias expectativas.

Al adentrarte en este blog, tan sólo advertirte que (suelo, prefiero y) me gusta pensar y opinar por mi mismo; lo que a veces no recuerdo muy bien es en qué orden se debe realizar ese proceso. Y claro, ...así me va. Aunque últimamente y con los años, procuro "controlar" cierto orden en todo esto, la verdad es que no siempre lo consigo. Unas veces pienso lo que digo y otras, digo lo que pienso. Discúlpame en estos últimos casos; ten presente que yo procuraré hacer lo mismo contigo.

Una cosa más: como supongo que sabréis por vuestra propia experiencia, inexorablemente llega una hora de la madrugada en la que, como en esos antros habitados por gente "impresentable", hay que irse del "chinguirito" o del pub .... Eso, o quedarse, pero siempre teniendo en cuenta las especiales circunstancias que empiezan a concurrir. Es cuando ya no distingues un gintónic de un Dyc con cocacola ni por la luz ni por el sabor. Es cuando quienes parecían, en principio, poco agraciad@s físicamente empiezan a tener visibles virtudes. Algo así como si los dioses te soltaran una indirecta: "venga chaval, que ya está bien ...".

Bueno, pues algunas veces tengo la sensación de que la creación de este peculiar blog es fruto de esos momentos de "chinguirito". Quizás por eso, la mayor parte de lo que encuentres en este peculiar lugar para la reflexión introspectiva es absolutamente arbitrario y accidental, con ese sano espíritu que unicamente suele emanar de los lujos de la Realísima Gana. Por lo tanto, se evidencia que aquí no hallarás razones para la ecuanimidad, para el estricto rigor o para la exactitud ni, me temo que mucho menos, demasiados motivos para el provecho personal.

Si ya decidiste quedarte en este garito un instante más, (que sepas que te lo agradezco pero) ten en cuenta todo lo anterior para no llamarte a engaños. Recuerda que: para lo edificante, ya están las constructoras; para las doctrinas, los salvadores de patrias; para el pensamiento único, las dictaduras; y para las risas, los monólogos de comediantes. Aquí sólo encontrarás ideas, equivocadas o no, mostradas con seriedad o con la "guasa" que me proporcionó mi cigüeña, derivadas de un mayor o menor grado de desnudez implícita; pero eso sí, salidas casi siempre del corazón, con pretensiones honestas y, las veces que se pueda,
bienintencionadas, respetuosas y nada dadas al puro adoctrinamiento.


no obstante, publico alguna otra cosa ¡¡¡ aunque sólo sea por puro equilibrio emocional !!!

martes, 5 de agosto de 2014

Yolanda Álvarez sale de Gaza para no volver

Yolanda Álvarez en uno de sus directos


Tiempo al tiempo.

Hamutal Rogel

Y es que ya no hace falta que el embajador de un país se moleste en llamar al ministro de Exteriores de otro para comunicarle el cabreo de sus paisanos ante esto o aquello. Si eres el embajador de Israel, desde luego que no es necesario. Ahora ya es suficiente con recurrir a la portavoz, en este caso una tal Hamutal Rogel, para que haga una critica particularisma en su cuenta de Facebook, luego la vincule a Twitter y globalice así lo mucho que le molesta el trabajo honesto, decente y profesional de un reportero (en este caso reportera y española, Yolanda Álvarez), que no cuenta las cosas que ocurren en Gaza como a Israel le gustaría que lo hiciera.

Titulaba Rogel su escrito ‘TVE en Gaza: activismo vs. periodismo”, lo que permite ya extraer todas las conclusiones sin necesidad de leer el texto completo. Pero vayamos por partes, como decía Jack "el destripador" (que éste si que pega y llega aquí): acusó a Álvarez de ser desde el primer momento, con sus crónicas en los telediarios, “correa de transmisión de los mensajes, cifras, imágenes y datos de Hamás”. Se permitió valorar de excesivamente “dramatizadas” las crónicas in situ de la reportera de TVE y entró, incluso, a opinar sobre el trabajo de redacción criticando lo que su juicio es un “abuso” de los adjetivos.

Pero hay más: las puestas en escena de las informaciones le parecen “muy cuidadas”, lo que le lleva a deducir que son producto de un “casting y selección de escenarios al dictado de los intereses de Hamás”. Conclusión pues de la portavoz de la embajada de Israel metida a experta crítica televisiva: el trabajo de Yolanda Álvarez es, “sin más, el producto de una activista” de Hamás.

Ahora resulta que no solo son de Hamás los civiles muertos en Gaza, decenas de ellos niños (no pongo cifras porque, al ritmo de muerte y destrucción que hay en Gaza en estos momentos, quedarían pronto desfasadas) y, en general, todos los palestinos. No, Hamás también son Yolanda Álvarez y, por extensión, toda la prensa española e internacional en Gaza. Y lo es José Mujica. Y la ONU. Y Stephen Hawking. Y Desmond Tutu. Y periodistas israelíes como Gideon Levy o Amira Haas. Todos, Hamás. Todos, antisemitas (en el caso de que sean judíos, ademas de ser de Hamas, son traidores).

Pero sinceramente, señora Hamutal Rogel, portavoz de la embajada israelí en España, ¿no le parece a usted, y a quienes le encargaron realizar tan lamentable escrito amenazante, que no era necesaria tamaña parafernalia mediática? Que hubiera bastado una la clasiquita llamada intimidatoria al responsable de turno y listo. ¿No se ha informado usted de que TVE cuenta con unos gestores tan torpes que en dos años ya han conseguido que no la vea casi nadie, que en julio ha obtenido un miserable 8,9 por ciento de share y que se trata de una empresa a la que, por el camino que va, la amenaza de liquidación por derribo sobrevuela inclemente sobre ella; que ya no la ven ni los rojos, ni los azules, ni los amarillos y que lo que ha hecho usted con su histérica soflama es poner al descubierto las razones por las que los españolitos de a pie han perdido toda esperanza en la solvencia de los contenidos de sus telediarios? Todo esto, claro, aunque aún existen trabajadores en TVE que intentan (y consiguen con muchísimo esfuerzo y valor) cumplir con las reglas de su oficio de la manera más decente que le permiten sus circunstancias. Todo hay que decirlo.

Julio Somoano, director de informativos de TVE

Y ante todo esto, ¿que hace la Dirección de Informativos de TVE? Pues lo que se esperaba de ella: le falta tiempo para sacar a su corresponsal de Gaza cagando leches. Sin embargo, el Consejo de Informativos de TVE, sus compañeros sean o no sus jefes, "defiende el trabajo profesional que está realizando desde Gaza Yolanda Álvarez, que considera extraordinario. Un trabajo que permite a los espectadores de TVE conocer, con los datos recogidos por ella y su compañero reportero gráfico sobre el terreno, los efectos que producen en Gaza los ataques del ejército israelí"....."El CDI reclama asimismo, el inmediato regreso a Gaza de esta enviada especial que salió de la franja ayer cumpliendo órdenes de la Dirección de la Corporación RTVE. Hay que insistir una vez más en que, en las zonas de conflicto, los periodistas y reporteros son la única garantía de información objetiva y neutral sobre lo ocurre. Su testimonio es fundamental para satisfacer el derecho a la información de los ciudadanos".

Yo, particularmente, no entiendo a los que se sorprenden por que los cargos políticos de TVE actúen de esta manera. Lo sorprendente seria lo contrario. Buena la han hecho ustedes, señores de la embajada israelí en España: han vuelto a poner a TVE en valor permitiendo así a los comisarios políticos que mandan en ella (ahora en nombre del PP, antes de otras siglas), que saquen pecho y lo usen como coartada para presumir de pluralidad. Eso sí, de volver a meter a Yolanda en Gaza, ni hablamos, que a los micrófonos los carga el diablo y los misiles son mas inofensivos.

Y no me sorprende, y mucho menos me escandaliza, que Israel actúe así. Hace lo que siempre ha hecho: interpretar su guion. Presionar, cohibir e intentar sentar mando en plaza, que para eso son más chulos que un ocho y no hay quien tenga huevos de toserles ... Hace tiempo, años, que la embajada de Israel en España considera a la prensa española como la prensa más antisemita del mundo. Y puede que lo sea, pero no por sectaria sino por todo lo contrario, por objetiva e independiente. Bueno, todo lo objetivo e independiente que se puede ser cuando se ve lo que se ve. Desde luego, si que son catalogados de honestos por sus colegas internacionales, que ya es mucho.

Ataques como el que ha recibido Yolanda Álvarez no son extraordinarios; grandes nombres del periodismo de este país forman parte de esta lista de reporteros acusados de antisemitismo. Es casi un 'hall of fame'. Estos recuerdan que la segunda intifada supuso un cambio radical en el panorama de la prensa española en la zona. Hasta entonces, muchos de los corresponsales eran israelíes de origen latinoamericano que colaboraban con medios españoles. Con la segunda intifada, los medios, aún no azotados por la crisis, enviaron a periodistas españoles, como corresponsales y como enviados especiales. Desde entonces hasta ahora, el cambio del tono de la cobertura fue espectacular: pasamos de información en muchas ocasiones proporcionada por periodistas israelíes (siendo Israel una parte del conflicto) a información proporcionada directamente por periodistas españoles. Hoy, a pesar de la precarización de la profesión, siguen siendo mayoría los corresponsales españoles frente a los israelíes castellano-hablantes. Y eso se nota.

Lo que sigue sin haber, y que se sepa, es palestinos que publiquen en la prensa española (ni en casi ninguna otra). Supongo que estarán más preocupados en sobrevivir que en otra cosa.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Paginas mas populares

Sigueme en