- DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS -
No esperes nada especial de mí, y no te decepcionaré. Ése parece ser el secreto de la felicidad: en general, no equivocarte al elevar tus propias expectativas.

Al adentrarte en este blog, tan sólo advertirte que (suelo, prefiero y) me gusta pensar y opinar por mi mismo; lo que a veces no recuerdo muy bien es en qué orden se debe realizar ese proceso. Y claro, ...así me va. Aunque últimamente y con los años, procuro "controlar" cierto orden en todo esto, la verdad es que no siempre lo consigo. Unas veces pienso lo que digo y otras, digo lo que pienso. Discúlpame en estos últimos casos; ten presente que yo procuraré hacer lo mismo contigo.

Una cosa más: como supongo que sabréis por vuestra propia experiencia, inexorablemente llega una hora de la madrugada en la que, como en esos antros habitados por gente "impresentable", hay que irse del "chinguirito" o del pub .... Eso, o quedarse, pero siempre teniendo en cuenta las especiales circunstancias que empiezan a concurrir. Es cuando ya no distingues un gintónic de un Dyc con cocacola ni por la luz ni por el sabor. Es cuando quienes parecían, en principio, poco agraciad@s físicamente empiezan a tener visibles virtudes. Algo así como si los dioses te soltaran una indirecta: "venga chaval, que ya está bien ...".

Bueno, pues algunas veces tengo la sensación de que la creación de este peculiar blog es fruto de esos momentos de "chinguirito". Quizás por eso, la mayor parte de lo que encuentres en este peculiar lugar para la reflexión introspectiva es absolutamente arbitrario y accidental, con ese sano espíritu que unicamente suele emanar de los lujos de la Realísima Gana. Por lo tanto, se evidencia que aquí no hallarás razones para la ecuanimidad, para el estricto rigor o para la exactitud ni, me temo que mucho menos, demasiados motivos para el provecho personal.

Si ya decidiste quedarte en este garito un instante más, (que sepas que te lo agradezco pero) ten en cuenta todo lo anterior para no llamarte a engaños. Recuerda que: para lo edificante, ya están las constructoras; para las doctrinas, los salvadores de patrias; para el pensamiento único, las dictaduras; y para las risas, los monólogos de comediantes. Aquí sólo encontrarás ideas, equivocadas o no, mostradas con seriedad o con la "guasa" que me proporcionó mi cigüeña, derivadas de un mayor o menor grado de desnudez implícita; pero eso sí, salidas casi siempre del corazón, con pretensiones honestas y, las veces que se pueda,
bienintencionadas, respetuosas y nada dadas al puro adoctrinamiento.


no obstante, publico alguna otra cosa ¡¡¡ aunque sólo sea por puro equilibrio emocional !!!

lunes, 21 de abril de 2014

Marea blanca, un documental-homenaje de Isabel Coixet




Isabel Coixet
Diez años después de la catástrofe del petrolero Prestige que tiñó de negro las costas gallegas, Coronita 'Save the beach" y la cineasta Isabel Coixet han realizado un emocionante documental sobre los cerca de 300.000 voluntarios que ayudaron a limpiar el chapapote. Marea blanca es un documental de treinta minutos dirigido por la prestigiosa y galardonada Isabel Coixet que cuenta las historias y motivaciones personales de quienes un día dejaron sus casas, familias, trabajos o vacaciones para realizar una tarea dura e ingrata: recoger con sus propias manos los vertidos tóxicos que llegaron al litoral gallego.

''Marea Blanca es un homenaje y un viaje al lugar de los hechos a través de sus recuerdos, sensaciones y emociones. El rodaje ha estado lleno de sorpresas'', ha dicho Isabel Coixet. Marea Blanca cuenta la historia de Soledad Méndez, una voluntaria que llegó de Extremadura y decidió quedarse para siempre en Galicia. Su hija, fruto de la relación con otro de los voluntarios, se llama Alegría Fisterra, en honor al lema que utilizaban los voluntarios para recuperar el ánimo después de las duras jornadas de limpieza. También narra la de los pescadores de la Costa da Morte o la del gallego Nacho Castro y la catalana Nuria Blanco, que se conocieron aquellos días en Muxía y hoy están casados. La iniciativa para rendir este homenaje partió de Coronita Save the Beach, un programa de Responsabilidad Social Corporativa que Coronita cerveza puso en marcha en 2008 en Europa.

Hotel Coronita Save the Beach (Madrid)
El proyecto tiene como objetivo informar y concienciar sobre el estado de las playas europeas y sobre la necesidad de cuidarlas y preservarlas. Para ello se han organizado grandes eventos con personalidades relevantes en ciudades como Londres, Dublín, Roma, Milán, Berlín y Madrid. El proyecto más notorio fue la construcción, en 2010 en Roma y en 2011 en Madrid, del primer hotel del mundo construido con residuos recogidos en la playa, el Hotel Coronita Save the Beach.







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Paginas mas populares

Sigueme en