- DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS -
No esperes nada especial de mí, y no te decepcionaré. Ése parece ser el secreto de la felicidad: en general, no equivocarte al elevar tus propias expectativas.

Al adentrarte en este blog, tan sólo advertirte que (suelo, prefiero y) me gusta pensar y opinar por mi mismo; lo que a veces no recuerdo muy bien es en qué orden se debe realizar ese proceso. Y claro, ...así me va. Aunque últimamente y con los años, procuro "controlar" cierto orden en todo esto, la verdad es que no siempre lo consigo. Unas veces pienso lo que digo y otras, digo lo que pienso. Discúlpame en estos últimos casos; ten presente que yo procuraré hacer lo mismo contigo.

Una cosa más: como supongo que sabréis por vuestra propia experiencia, inexorablemente llega una hora de la madrugada en la que, como en esos antros habitados por gente "impresentable", hay que irse del "chinguirito" o del pub .... Eso, o quedarse, pero siempre teniendo en cuenta las especiales circunstancias que empiezan a concurrir. Es cuando ya no distingues un gintónic de un Dyc con cocacola ni por la luz ni por el sabor. Es cuando quienes parecían, en principio, poco agraciad@s físicamente empiezan a tener visibles virtudes. Algo así como si los dioses te soltaran una indirecta: "venga chaval, que ya está bien ...".

Bueno, pues algunas veces tengo la sensación de que la creación de este peculiar blog es fruto de esos momentos de "chinguirito". Quizás por eso, la mayor parte de lo que encuentres en este peculiar lugar para la reflexión introspectiva es absolutamente arbitrario y accidental, con ese sano espíritu que unicamente suele emanar de los lujos de la Realísima Gana. Por lo tanto, se evidencia que aquí no hallarás razones para la ecuanimidad, para el estricto rigor o para la exactitud ni, me temo que mucho menos, demasiados motivos para el provecho personal.

Si ya decidiste quedarte en este garito un instante más, (que sepas que te lo agradezco pero) ten en cuenta todo lo anterior para no llamarte a engaños. Recuerda que: para lo edificante, ya están las constructoras; para las doctrinas, los salvadores de patrias; para el pensamiento único, las dictaduras; y para las risas, los monólogos de comediantes. Aquí sólo encontrarás ideas, equivocadas o no, mostradas con seriedad o con la "guasa" que me proporcionó mi cigüeña, derivadas de un mayor o menor grado de desnudez implícita; pero eso sí, salidas casi siempre del corazón, con pretensiones honestas y, las veces que se pueda,
bienintencionadas, respetuosas y nada dadas al puro adoctrinamiento.


no obstante, publico alguna otra cosa ¡¡¡ aunque sólo sea por puro equilibrio emocional !!!

sábado, 10 de agosto de 2013

Maltrato infantil: invisible si miramos hacia otro lado (Erik Ravelo)



Siempre hemos dicho y escuchado decir que son precisamente los niños la esperanza y el futuro del mundo. Siempre se les ha visto como un semillero de nuevos talentos, con mentes creadoras y vírgenes aún, con futuras ideas vanguardistas que harán al mundo evolucionar. Es por eso que violentarlos, es fragmentar el futuro y arrancar las raíces de su voluntad. Es por eso que lesionar sus mentes y sus cuerpos es quebrantar una puerta que, difícilmente, se podrá volver a cerrar. Recordemos el famoso dicho: "lo que siembres, cosecharás" Si queremos que nuestra generación de infantes sea mejor que la nuestra, que la humanidad avance por la senda de la sensatez y solo siendo regida por las leyes de la propia Naturaleza, debemos educarlos bien, ayudarles y protegerles en su crecimiento y defenderlos de los maltratos que nuestra sociedad va creando con el devenir del tiempo.

El joven artista Cubano Erik Ravelo ha materializado en su obra “Los

Erik Ravelo, artista cubano
Erik Ravelo
Intocables” un hecho que para muchos es invisible si no se quiere ver, si se mira hacia oro lado: el maltrato infantil. La campaña consiste en una supuesta crucifixión de niños, representando en cada una de las fotografías del artista, el tipo de maltrato que pueden sufrir los niños actualmente. La fotografía, además de ser una forma de expresión artística, se puede convertir y, de hecho, se convierte en una herramienta quirúrgica para la critica social.

En esta serie de siete imágenes, Ravelo denuncia distintas formas de abuso hacia los niños, ya sea por parte de la inhumanidad de algunos médicos, de la agresividad y falta de “cálculo” de los militares en los conflictos armados, de la impunidad de ciertos sectores eclesiásticos, de los accidentes y ensayos químicos, de la falta de control del arsenal domestico, del turismo sexual o de las deficiencias alimenticias de la dieta rápida. Se podían añadir algunas fotografías mas, pero no cabe duda que estas son
ya representativas por si mismas del mensaje subliminal que subyace en todas ellas. 

Un soldado, un sacerdote, el payaso de Mc Donald´s, un turista, un adolescente escolarizado, un técnico químico, o un médico son algunos de los personajes que simbolizan las figuras de peligro por las que algunos niños “deben” morir para que "el mal" prevalezca.
El trabajo de Ravelo es una llamada a defender los derechos de los
niños a través de comprometer la imagen estoica de figuras y empresas, quienes utilizan su poder y su aparente condición como redentores para distorsionar su función con los más débiles.

Erik Ravelo hizo estudios en la Academia Nacional de Bellas Artes,
en La Habana, Cuba. Bajo el sello "Fabrica", que respalda esta última obra, ha producido trabajos para la Organización Mundial de la Salud en contra de la violencia, el uso del tabaco y la seguridad vial. Su nombre se había hecho sonar con anterioridad en campañas hechas para la marca Benetton. La más reciente compuesta por una serie de montajes fotográficos en los que aparecían líderes mundiales besándose entre ellos.

FOTOS DE LA CAMPAÑA 


Niños victimas del trafico de órganos en el mercado negro




Niños victimas del turismo sexual


Niños victimas de la guerra y los conflictos armados




Niños victimas de la pedofilia en las instituciones religiosas



Niños victimas de enfermedades derivadas de la radiación y de ensayos químicos



Niños victimas de la alimentación recibida en los establecimientos de comida rápida



Niños victimas del descontrol de armas domesticas








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Paginas mas populares

Sigueme en