- DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS -
No esperes nada especial de mí, y no te decepcionaré. Ése parece ser el secreto de la felicidad: en general, no equivocarte al elevar tus propias expectativas.

Al adentrarte en este blog, tan sólo advertirte que (suelo, prefiero y) me gusta pensar y opinar por mi mismo; lo que a veces no recuerdo muy bien es en qué orden se debe realizar ese proceso. Y claro, ...así me va. Aunque últimamente y con los años, procuro "controlar" cierto orden en todo esto, la verdad es que no siempre lo consigo. Unas veces pienso lo que digo y otras, digo lo que pienso. Discúlpame en estos últimos casos; ten presente que yo procuraré hacer lo mismo contigo.

Una cosa más: como supongo que sabréis por vuestra propia experiencia, inexorablemente llega una hora de la madrugada en la que, como en esos antros habitados por gente "impresentable", hay que irse del "chinguirito" o del pub .... Eso, o quedarse, pero siempre teniendo en cuenta las especiales circunstancias que empiezan a concurrir. Es cuando ya no distingues un gintónic de un Dyc con cocacola ni por la luz ni por el sabor. Es cuando quienes parecían, en principio, poco agraciad@s físicamente empiezan a tener visibles virtudes. Algo así como si los dioses te soltaran una indirecta: "venga chaval, que ya está bien ...".

Bueno, pues algunas veces tengo la sensación de que la creación de este peculiar blog es fruto de esos momentos de "chinguirito". Quizás por eso, la mayor parte de lo que encuentres en este peculiar lugar para la reflexión introspectiva es absolutamente arbitrario y accidental, con ese sano espíritu que unicamente suele emanar de los lujos de la Realísima Gana. Por lo tanto, se evidencia que aquí no hallarás razones para la ecuanimidad, para el estricto rigor o para la exactitud ni, me temo que mucho menos, demasiados motivos para el provecho personal.

Si ya decidiste quedarte en este garito un instante más, (que sepas que te lo agradezco pero) ten en cuenta todo lo anterior para no llamarte a engaños. Recuerda que: para lo edificante, ya están las constructoras; para las doctrinas, los salvadores de patrias; para el pensamiento único, las dictaduras; y para las risas, los monólogos de comediantes. Aquí sólo encontrarás ideas, equivocadas o no, mostradas con seriedad o con la "guasa" que me proporcionó mi cigüeña, derivadas de un mayor o menor grado de desnudez implícita; pero eso sí, salidas casi siempre del corazón, con pretensiones honestas y, las veces que se pueda,
bienintencionadas, respetuosas y nada dadas al puro adoctrinamiento.


no obstante, publico alguna otra cosa ¡¡¡ aunque sólo sea por puro equilibrio emocional !!!

domingo, 16 de noviembre de 2014

¡¡¿Referendums en Españistán?!!. Pero bueno, ... ¡¿estamos locos?!


Sin entrar a comentar si lo que se produjo en Cataluña el domingo pasado fue un referendum, una consulta, una encuesta, una jornada festiva, una patochada, etc ....(espero que me lo permitáis), lo que si me gustaría es hablar sobre la infrecuente y democrática costumbre en Españistán de decidir las cosas votando. Sobre el primer particular, decir sólo dos cosas: no me gustaría que Cataluña fuera independiente, y el día que se decida sobre ello, me gustaría que me dejaran participar (y ya adelanto que no me importa que me llamen raro por ello).
Sé que en Españistán (Cataluña incluida) puede sonar a una costumbre peculiar, rara y excéntrica, eso de preguntarle a la ciudadanía determinadas cosas (determinadas, .... porque si desde luego, le preguntáramos a la ciudadanía, a esa que un día leí en no sé que sitio que posee la soberanía popular, si quieren pagar impuestos, saldría un rotundo no; o si le preguntáramos si Belén Esteban debe ser Presidenta, igual nos llevamos una sorpresa). Pero hay países donde lo vienen haciendo varias veces a lo largo del año, e igual no es tan perjudicial. Deberíamos probarlo, a ver que tal. 

Tomo por ejemplo a Suiza (Suizistán no existe, lo he comprobado) y podemos comprobar como allí lo hacen varias veces a lo largo del año sin que eso provoque ninguna catarsis en el sistema.

Quizás Rajoy (o quien se tercie) debería plantearse permitir según que referéndums en esta piel de toro. Tal vez así evitaríamos la organización de simulacros de consulta como el del pasado 9-N en Cataluña. Sin embargo, mucho me temo que, echándole un vistazo al historial de votaciones celebradas en Suiza en los últimos años, lo más probable es que los miembros del partido en el Gobierno, sea quien sea (si coincide con los tenidos en los últimos 30 años), acabarían con una úlcera nerviosa. Los Peperos cuando ven un sobre no entienden muy bien que eso se pueda usar para cuestiones democráticas en lugar de para metérselos en el bolsillo, y los Pesoeros solo saben utilizarlos como arma arrojadiza.

Enumero algunos de los referendums realizados en Suiza (se podría poner como ejemplo otros países, pero Suiza me viene bien para mis fines, para escenificar lo que pretendo):

- Restricción salarial para los ejecutivos


Rodrigo-Rato-Bolsa-Bankia-considerada_EDIIMA20131113_0677_22
Los suizos decidieron poner estrictos controles a los salarios de los ejecutivos. Obviamente, a todos y cada uno de nuestros ministros, esos que terminan formando parte, antes o después, de algún que otro consejo de administración o dirigiendo (y hundiendo) grandes compañías, les habría disgustado muchísimo que la ciudadanía patria les pusiera un tope salarial. Rato y compañía preferirían que estas cosas no las decidiese el pueblo llano, no vaya a ser.
http://blogs.publico.es/strambotic/files/2014/11/jubilado.jpg- Disminución de la edad de jubilación

Mientras por estos lares la edad de jubilación va creciendo, en Suiza se plantearon hace unos años flexibilizar esa edad para ofrecer a los empleados del país alpino la posibilidad de jubilarse antes de cumplir los 65. Por más que intento hacer memoria, no recuerdo en qué momento hemos decidido los españistanies poner la edad de jubilación en los 67. Se ve que el día de aquel referéndum nos pilló calculando lo que nos tocará de pensión en caso de alcanzar algún día la edad de jubilación o rebuscando en los cubos de basura.

- Que los padres que se encarguen de sus hijos durante el día no paguen impuestos
guardería
Da igual que los suizos se planteasen la posibilidad de que los padres que se encarguen del cuidado de sus hijos porque no pueden permitirse guarderías paguen menos impuestos. Nuestros pasados y presentes Presidentes nunca propondrían algo así, ni aceptarían que los ciudadanos lo decidiesen en las urnas para quitarle cargas económicas a los que no pueden afrontarlas. ¿Que algún españistaní no pague impuestos? ¿A cuento de qué? Bueno. Se puede hacer una excepción: el rico, ese si, no vaya a ser que se enfade y se vaya con su dinerito a otro sitio. En Españistán no importa mucho la renta o las cargas económicas que uno tenga. El que no quiera pagar impuestos siempre sabrá que tiene una salida. Síiiii, ¿como lo sabéis?: abrirse una cuenta en Suiza.

- Subir el salario mínimo

http://blogs.publico.es/strambotic/files/2014/11/esclavo.jpgRajoy, por ejemplo, lleva pensando en esto bastante rato: en subirnos el salario mínimo a todos. De hecho, no pregunta vía referéndum si queremos subirlo o no porque él, desde su infinita generosidad, nos viene anunciando que lo hará cuando pueda. Desde luego lo que creo que nunca va a preguntarnos en un referéndum es si queremos que el salario mínimo sea superior a los 3.000 euros (¡¡¡¿estamos locos?!!!), tal y como se planteó en Suiza. En fin, tendremos que disponer de paciencia.

- Aumentar las vacaciones a 6 semanas
Rajoy21¿Recordáis cuando Rajoy dijo en el Congreso de los Diputados que iba a quitar alguna fiesta que otra para que no tengamos tanto puente a la vista? Bueno, pues todavía no lo ha hecho; no sólo porque nuestro país no dispone de más fiestas que nuestros vecinos, sino porque eso sí que tendría un coste electoral que no se puede permitir. Vamos, que estoy por asegurar que nunca nos preguntarán si queremos más vacaciones, me apuesto el dedo corazón de la mano izquierda (total, siempre me quedará el de la mano derecha para usarlo como válvula de escape). En Suiza sí que se lo preguntaron, pero en el Gobierno españistaní sudarían más que en agosto si alguien hiciese esa pregunta en un referéndum. No por ellos, sino porque quizás a sus amigos empresarios no les haría ninguna gracia.

- Asegurarles un hogar a los pensionistas
hogar
En Suiza plantearon en un referéndum la posibilidad de rebajar las hipotecas y alquileres de los pensionistas para asegurar que, a la vejez, nadie se quedara sin casa, pero eso será algo que en Españistán nadie preguntará nunca. A los señores banqueros de nuestro país no les salen las cuentas y el Gobierno de turno tiene que bailarles el agua (o pagarles el rescate, según el día). Y esto es válido incluso para los banqueros que están sentados en los Consejos de Administración de los bancos que nos hemos comprado; siiii, ¿se os había olvidado?, hace unos añitos nos compramos unos bancos; nos valen para poco pero ahí están, tan majos ellos.

- Bajar las horas de la jornada laboral
trabajo
Fátima Báñez seguramente se rió con aquel referéndum que en el año 2002 reunió a los suizos en torno a las urnas para decidir si disminuían las horas de la jornada laboral. Quizás la idea no le disgusta pensando en que, cuando la fiche Gas Natural, no querría estar ocho horas dando el callo, pero mejor y por ahora no preguntárselo a los ciudadanos. No vaya a ser que los empresarios se queden sin mano de obra barata durante ocho horas (o más, las que hagan falta). Que en Españistán somos muy gandules (en algunas zonas, y dependiendo del numero de horas de sol al día, más) y somos capaces de decidir disminuir la jornada laboral. Los suizos (que suerte que tienen) se pueden permitir este tipo de consultas porque ..... como no tienen fama de vagos.

- Que paguen más impuestos las rentas más altas

¡¡Qué barbaridad!! ¡¡Cómo van a pagar más los que mas tienen!! ¡¡Dónde se habraá visto eso!! ¡¡¿Es que no sabemos matemáticas?!!. A cualquier presidente de un Gobierno españistaní se le pondrían los pelos como escarpias solo con pensar en un referéndum como este. En este caso, importan poco las siglas. Si ningún Gobierno ha puesto los impuestos de los más ricos a la altura de sus posibilidades es porque, supongo, a todos le han temblado las piernas solo de imaginarlo. Imaginad qué pasaría si se le preguntara a la ciudadanía algo así: lo del 9-N se quedaría en un chiste al lado de ese referéndum, que impediría que quien así lo propusiera desde la Moncloa durmiese bien las noches previas (y posteriores) a la votación.

- Prohibir la exportación de armas

Emiratos¿Cómo vamos a votar algo así si seguimos exportando armas y eso aporta cerca de 4.000 millones de euros a "nuestras" arcas? Ademas, lo hacen todos los países "civilizados", ¿no?. Da igual que los compradores de armas sean países no muy democráticos (e incluso un pelín dictatoriales): al ocupante de la Moncloa le daría un desmayo si los españistaníes decidieran un día no vender más armas, así que mejor no preguntar.

- Legalización cannábica

marihuanaSuiza votó si sus ciudadanos deseaban legalizar o no el consumo y la producción del cannabis pero, amigos de la marihuana, eso nunca va a suceder en el país del jijijojo ni siquiera con fines terapéuticos. Españistan es un país serio, por Dios. Ademas, con lo que nos gusta una fiesta, ya podemos imaginar el resultado. Y al menos, no ocurrirá mientras sea el Partido Popular el que gobierne. El tema por lo visto no les agrada mucho, ellos son mas de puros. El humo de la contaminación en las grandes ciudades tampoco les interesa, ni el aborto, ni el matrimonio gay, ni las prospecciones petrolíferas, ni la transparencia en las instituciones, ni la Ley D'Hondt, ni la monarquía, ni los viajes de los "señores" diputados, ni el régimen de financiación de los partidos, ni dotar a la Justicia de más medios,  .... ¿Sigo?. Mejor no, que cansaría.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Paginas mas populares

Sigueme en