- DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS -
No esperes nada especial de mí, y no te decepcionaré. Ése parece ser el secreto de la felicidad: en general, no equivocarte al elevar tus propias expectativas.

Al adentrarte en este blog, tan sólo advertirte que (suelo, prefiero y) me gusta pensar y opinar por mi mismo; lo que a veces no recuerdo muy bien es en qué orden se debe realizar ese proceso. Y claro, ...así me va. Aunque últimamente y con los años, procuro "controlar" cierto orden en todo esto, la verdad es que no siempre lo consigo. Unas veces pienso lo que digo y otras, digo lo que pienso. Discúlpame en estos últimos casos; ten presente que yo procuraré hacer lo mismo contigo.

Una cosa más: como supongo que sabréis por vuestra propia experiencia, inexorablemente llega una hora de la madrugada en la que, como en esos antros habitados por gente "impresentable", hay que irse del "chinguirito" o del pub .... Eso, o quedarse, pero siempre teniendo en cuenta las especiales circunstancias que empiezan a concurrir. Es cuando ya no distingues un gintónic de un Dyc con cocacola ni por la luz ni por el sabor. Es cuando quienes parecían, en principio, poco agraciad@s físicamente empiezan a tener visibles virtudes. Algo así como si los dioses te soltaran una indirecta: "venga chaval, que ya está bien ...".

Bueno, pues algunas veces tengo la sensación de que la creación de este peculiar blog es fruto de esos momentos de "chinguirito". Quizás por eso, la mayor parte de lo que encuentres en este peculiar lugar para la reflexión introspectiva es absolutamente arbitrario y accidental, con ese sano espíritu que unicamente suele emanar de los lujos de la Realísima Gana. Por lo tanto, se evidencia que aquí no hallarás razones para la ecuanimidad, para el estricto rigor o para la exactitud ni, me temo que mucho menos, demasiados motivos para el provecho personal.

Si ya decidiste quedarte en este garito un instante más, (que sepas que te lo agradezco pero) ten en cuenta todo lo anterior para no llamarte a engaños. Recuerda que: para lo edificante, ya están las constructoras; para las doctrinas, los salvadores de patrias; para el pensamiento único, las dictaduras; y para las risas, los monólogos de comediantes. Aquí sólo encontrarás ideas, equivocadas o no, mostradas con seriedad o con la "guasa" que me proporcionó mi cigüeña, derivadas de un mayor o menor grado de desnudez implícita; pero eso sí, salidas casi siempre del corazón, con pretensiones honestas y, las veces que se pueda,
bienintencionadas, respetuosas y nada dadas al puro adoctrinamiento.


no obstante, publico alguna otra cosa ¡¡¡ aunque sólo sea por puro equilibrio emocional !!!

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Besos, besitos, besazos


Hay concursos para todo y de lo mas variado. De este tipo de concursos surgen, fundamental- mente, los Récords Guinness Mundiales; si no, ¿a ver de donde?. Los hay de comedores de ortigas, de zapatillas que peor huelen (pobrecillos jueces), de despepitar grosellas, de peinados mas estrambóticos y coloridos, de carreras cargando con la esposa (........ mmmm), de lanzamiento de boinas, de clavarse alfileres por el cuerpo, de llanto de bebes, de muertes mas estúpidas, de perseguir un queso por una pendiente, .... Vale, pues resulta que he sabido que existen concursos de ...... bueno, ¡¡¡maratones de besos!!! Éste resulta majete, ¿no? Y todo parece indicar que, por segunda vez en tres años, la pareja tailandesa Ekkachai y LaksanaEl beso más largo Tiranarat ha roto el récord mundial del beso más largo, tras mantener unidos sus labios durante la friolera de 58 horas, 35 minutos y 58 segundos. Fue realizado a propósito en la celebración del día de San Valentín de este mismo año, en Bangkok.

¡¡¡¿Mas de 58 horas?!!! ¿Un vuelo Madrid-Nueva Zelanda de ida y vuelta? ¿Bastante mas rato que un fin de semana sin hacer otra cosa que besar? Ni poner lavadoras, ni ir al Alcampo, ni echar la quiniela, ni cervecear con los amigos ... ni nada. Solo besar. Pero ¿donde estaría yo el día que celebraron ese maratón? Con lo fan que soy yo del beso, de besar, de que me besen ... De dar besos, besitos, besazos. Yo estaría dispuesto a ir a Tailandia besando a las azafatas del vuelo para calentar, besaría durante el concurso, y hasta me volvería dando "piquitos" a las pasajeras del vuelo de vuelta hasta aclimatarme convenientemente a la frecuencia que uso en España (que es menos de la que yo quisiera y, probablemente, mas de la que merezco). En mi rutina diaria de la gran ciudad, a veces, no tengo tiempo ni de eso. Voy tan acelerado que mando los besos por whatsapp y hasta los abrevio: Bss, Bs, Mua (ni Muaaaacks siquiera), o pego un icono de esos "apañaos" que tiene un corazoncito junto a unos labios y me quedo tan pancho.


Pero por otro lado, y si me pongo a pensarlo con calma, un beso de mas de 58 horas debe perder su naturaleza ¿no?. ¿En qué momento deja de ser beso y empieza a ser rutina o centrifugado? A mí esto mismo me pasa con los whiskys. Me gusta proponerlos, imaginármelos, pedirlos, experimentar con nuevos sabores u olores, desearlos solo por sus originales botellas (de esas que te dan ganas de coleccionar) y, sobre todo, me encanta degustarlos. Con moderación eh, que uno esta ya
algo mayor. Pero, una vez que me pongo a ello, me duran mucho, demasiado. Y al cabo de un rato, cuando todos han acabado su copa, ahí sigo yo mareando la mía, haciendo clin-clin con los hielos (eso, si quedan) y dando sorbitos de pájaro, hasta que mis amigos deciden que es hora de marcharnos a otro sitio. Acabo diciéndole a alguien de confianza: “Anda, acábate tu mi Whisky, que yo no quiero más”. Pues con los besos igual, mas de 58 horas de beso me pueden llegar a parecer muchas horas, seguro que acabaría diciéndole a algún amigo de confianza: “Oye, sigue besándola tú, hijo mío, que yo no me puedo terminar este beso ...”

Y es que los besos no son más besos por su duración, o no deberían serlo; sino por las ganas, por la necesidad de darlos. Porque como decía (no sé si a todos) alguien a quien conocí hace relativamente poco y que besaba tan realmente bien que me motivaba: “siento que al besarte se me sale el alma por la boca”. ¡¡¡Si es que yo cuando me pongo!!! Que se te escape el alma por la boca es la mejor definición para aquellos besos inevitables, incontenibles, vehementes, los que provocan electricidad; esos que, después de darlos, te dejan la sensación de que podrías morirte sabiendo que has conocido la excelencia. Por cierto, un beso B....., por si un día me lees.

También tuve un ligue de adolescencia, en un pueblo vecino al mío, que decía que besar es como acariciarse por dentro. Y también me debió gustar su sentencia, dado que todavía la recuerdo. Ahora que lo pienso .... ¡¡¡que cursis que se me han puesto a veces, ¿no?!!! O ¡¡¡lo que que tiene que llegar a escuchar uno para darse el lote a determinadas edades!!!.
Bueno, el caso es que esta chica estaba realmente rica y todo lo que realizaba con la boca me complacía soberanamente, incluso, conversar. Y eso hasta que lo dejamos; hasta que descubrí que se acariciaba por dentro con varios y conmigo. ¡"Generosa" que era la muy pu ....... ñetera!. En ese momento decidí que, por mí, podía ir a acariciarse por dentro con el mismísimo Satanás eternamente, porque a mí no me acariciaría internamente mas (y no digo que nunca mas, porque nunca es demasiado tiempo, el mundo es un pañuelo y uno tiene sus debilidades, que si no). El caso es que no llegamos a despedirnos con un beso; bueno, ni siquiera llegamos a despedirnos. Sencillamente, un día fui a por tabaco y ...... Otro besito para ti C......, que tú sé que no me lees ni me leerás.

Tengo una amiga, casada con un muy buen amigo mio, que siempre me manda "un besazo" cuando terminamos de hablar por teléfono, por whatsapp, o por el Face. Y un besazo me da cuando nos vemos cara a cara cogiéndome, incluso, de la nuca y con ganas. La verdad es que yo, sabedor del cariño
que me tiene y teniendo en cuenta que no me lo tendría que demostrar cada vez, me conformaría con un beso; es decir, juntar los labios sobre la piel y abrirlos haciendo un chasquido. Pero ella, al menos conmigo, y le debo agradecer tanto el cariño como la confianza que deposita en mi, es de besazos; delante de su marido (que, afortunadamente, no tiene el mas mínimo inconveniente - sería un sin vivir), delante de su suegra (que pone caras), y delante de cualquiera. Se que también son ganas de confundir; sobre todo, a mi "apendice", que siempre fue por libre en todo esto, pero ..... ¡¡¡y las risas que nos pegamos de vez en cuando, que!!!. Y es que un besazo es algo "Supreme" porque te aprietan con los labios y con la nariz, el chasquido es mas sonoro, y uno tiene la sensación de que te quieren comer un poco. Alimenta mas. Ah, por cierto, un besazo G....., que te tengo que compensar por los tuyos.

Bueno pues, excepto en este caso y alguno mas, de un tiempo a esta parte se han puesto de moda las despedidas con "un besito", ni beso siquiera. No sé, debe parecer mas chic. Y digo yo: ¿qué hostias es un besito? ¿un beso corto y rápido? ¿un beso que no quiere ser beso? ¿un beso al aire y si te llega, te llegó? ¿cuarto y mitad de beso? ¡¡¡ Un besito no es un beso, joder, no es nada!!! ¡¡¡Y menos si es telefónico o cibernético!!! Aviso que a la próxima persona (hombre o mujer - no discrimino) que se me despida con un besito le mando un "osculitititito" (de ósculo - buscadlo en la wikipedia). Hala. Yo quiero de besos para arriba .... o besitos que, por lo menos, son muchos (los piquitos también tienen su aquel).

Claro, hablamos de besos y podría parecer que uno sólo se refiere a aquellos que le das a alguien que te atrae "de aquella manera", pero no. Cuando hablo de besos, hablo de todos: esos que le puedes dar a tu madre en un intento de volver a anudar el cordón umbilical que te unía a ella hace taitantos años; esos que te daba de pequeño esa señora amiga de la familia absorviéndote todo, y acompañando el gesto con un pellizco en tus mofletes; esos que te dan tus sobrinos, que te barnizan la cara de babas mezcladas con caramelo; esos sonoros que te dan los labios de algunas, vestidos de carmín, en la oreja y sin depositarlos en tus mejillas; esos que les das a tus amigos, a tus amigas, a es@s que están,
a l@s que siempre están y estarán; esos que le diste a tus seres queridos mayores cuando empezabas a temer que te quedaban pocas ocasiones para besarlos (yo, a mi padre y a una adorable tía soltera que vivía con nosotros, por ejemplo, les he besado desde pequeño unas 40 veces diarias; y si no les besaba mas, es porque aprendieron a "hacerme la cobra",
los tunantes. Tremendos BESAZOS para ellos que, allá donde estén y sin duda, me leen, me escriben, me escuchan, me hablan ... y viven conmigo en mi corazón); esos que le das a una desconocida tratando de demostrarle, con un solo gesto, que quieres acogerla, integrarla, hacer que se sienta bien; esos que le das a alguien que sabes que no suele recibirlos y que provocan, consiguientemente, un brillo instantáneo en sus ojos y en los tuyos; y hasta esos que le doy al gato de un amigo mio (encima es gato, no gata), con lo ariscos que son.

Por lo tanto, besemos por encima de nuestras posibilidades, por favor, y no seáis ratas en esto; sin recortes, que no se gastan. Besos para todos, hasta para los que no se lo merecen tanto. Yo vi un día, por la Gran Vía a la altura de Callao, a un chico y a una chica con un cartel en el pecho y otro en la espalda que decía "Dame un abrazo, es gratis". Bueno, pues les di varios, fuertes, y a cada uno. Primero a la chica, claro, que uno es un caballero. Hasta me volví del lugar a donde iba por el mismo camino, a ver si estaban. ¡¡¡Y estaban!!! Pero, si en lugar de abrazos, fueran por ahí pidiendo besos o "aquello otro", también. ¿Por que no?. Bueno, "aquello otro" con la mitad de la población, en mi caso. Y si descontamos niñas, viejas y "callos malayos" el porcentaje debería reducirse, tristemente, a un ridículo 25% del planeta o menos. En una madrugada de copas, y gracias a la "generosidad" que proporciona el alcohol, algo mas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Paginas mas populares

Sigueme en