- DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS -
No esperes nada especial de mí, y no te decepcionaré. Ése parece ser el secreto de la felicidad: en general, no equivocarte al elevar tus propias expectativas.

Al adentrarte en este blog, tan sólo advertirte que (suelo, prefiero y) me gusta pensar y opinar por mi mismo; lo que a veces no recuerdo muy bien es en qué orden se debe realizar ese proceso. Y claro, ...así me va. Aunque últimamente y con los años, procuro "controlar" cierto orden en todo esto, la verdad es que no siempre lo consigo. Unas veces pienso lo que digo y otras, digo lo que pienso. Discúlpame en estos últimos casos; ten presente que yo procuraré hacer lo mismo contigo.

Una cosa más: como supongo que sabréis por vuestra propia experiencia, inexorablemente llega una hora de la madrugada en la que, como en esos antros habitados por gente "impresentable", hay que irse del "chinguirito" o del pub .... Eso, o quedarse, pero siempre teniendo en cuenta las especiales circunstancias que empiezan a concurrir. Es cuando ya no distingues un gintónic de un Dyc con cocacola ni por la luz ni por el sabor. Es cuando quienes parecían, en principio, poco agraciad@s físicamente empiezan a tener visibles virtudes. Algo así como si los dioses te soltaran una indirecta: "venga chaval, que ya está bien ...".

Bueno, pues algunas veces tengo la sensación de que la creación de este peculiar blog es fruto de esos momentos de "chinguirito". Quizás por eso, la mayor parte de lo que encuentres en este peculiar lugar para la reflexión introspectiva es absolutamente arbitrario y accidental, con ese sano espíritu que unicamente suele emanar de los lujos de la Realísima Gana. Por lo tanto, se evidencia que aquí no hallarás razones para la ecuanimidad, para el estricto rigor o para la exactitud ni, me temo que mucho menos, demasiados motivos para el provecho personal.

Si ya decidiste quedarte en este garito un instante más, (que sepas que te lo agradezco pero) ten en cuenta todo lo anterior para no llamarte a engaños. Recuerda que: para lo edificante, ya están las constructoras; para las doctrinas, los salvadores de patrias; para el pensamiento único, las dictaduras; y para las risas, los monólogos de comediantes. Aquí sólo encontrarás ideas, equivocadas o no, mostradas con seriedad o con la "guasa" que me proporcionó mi cigüeña, derivadas de un mayor o menor grado de desnudez implícita; pero eso sí, salidas casi siempre del corazón, con pretensiones honestas y, las veces que se pueda,
bienintencionadas, respetuosas y nada dadas al puro adoctrinamiento.


no obstante, publico alguna otra cosa ¡¡¡ aunque sólo sea por puro equilibrio emocional !!!

miércoles, 13 de enero de 2016

Cayetana... ¡Ay, Cayetana!



Las novedades que los llamados "Ayuntamientos del cambio" han introducido este año en la tradicional cabalgata de Reyes han alimentado la polémica durante semanas. Las redes sociales han hervido con mensajes a favor y en contra de los cambios, pero la guinda la ha puesto la víspera de reyes la exdiputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo.
Cayetana con sus ídolos
La noche del 5 de enero, la exdiputada del Partido Popular Cayetana Álvarez de Toledo publicó la que quizás es la más dura crítica que se ha escrito jamás sobre un disfraz (de Rey Mago o de lo que sea).





En Twitter, claro (¡¡menudo es este país para eso!!), se publicaron casi al instante miles de bromas usando la fórmula: “Jamás te lo perdonaré, Manuela Carmena. Jamás” verlo aquí.
Álvarez de Toledo ha respondido a estas mofas con un artículo publicado el viernes en El Mundo. En el texto, titulado “Jamás, jamás, jamás” (clicar en el enlace para verlo - no tiene desperdicio), la política explica que se enfrentó a lo que califica de “hordas tuiteras” y “comandos organizados que alimentan los circuitos del odio sin descanso”. También escribe que no necesita ánimos y apoyos, ya que esta experiencia le está ayudando a entender “una de las verdades de nuestro tiempo: Twitter es un vertedero, la tumba de la inteligencia”.
Pero los tuiteros, incluyendo a muchos de los que ya se mofaron de su tuit el 5 de enero, respondieron a este artículo, tanto con enfado como con nuevas bromas con lo que, la mañana del viernes, Álvarez de Toledo volvía a colarse entre las tendencias de la red social en España.
 

Pero a mi particularmente, de todo lo escrito sobre este asunto, me ha gustado lo que Merce Pucela, a la que sigo por Face, comenta sobre ella:

Cayetana tiene nombre de noble y es noble; está emparentada directamente con la casa de Alba y tiene el título de Marquesa.


Cayetana es muy cristiana y una mujer de bien y de orden, por eso (al igual que tantas como ella) se afilió al PP y rápidamente y a muy temprana edad alcanzó cargos importantes sin haberse presentado a unas primarias. En el PP y en el mundo del que ella proviene las cosas son así. No hay preguntas.
Cayetana tenía reservada una silla para ella y otra para su hija en la zona VIP que el día 5 finalmente ocuparon personas en riesgo de exclusión y personas con discapacidad. Cayetana se enfadó.


Cayetana es VIP desde la cuna, nació y morirá siendo VIP. Ese golpe fue duro y su sangre azul entró en ebullición.


Cayetana agarró el twitter y atacó, como muchos otros, a la estética de la cabalgata y en concreto al traje del rey Gaspar con un tuit que decía así: "Mi hija de 6 años: “Mamá el traje de Gaspar no es de verdad”, no te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena, jamás"


La crítica es perfectamente asumible, pero la infantilidad y afectación del tuit hizo que se viralizara en la red y que fuera objeto de mofas y bromas. El efecto fue el contrario al esperado.


Cayetana se ha enfadado mucho porque la plebe se ha reído de ella. La marquesa ha escrito un artículo en El Mundo (ella puede) donde insulta a todos los que nos reímos de ella. Entre muchísimos otros adjetivos descalificativos, nos dice que los tuiteros somos tontos, chavistas ibéricos, que twitter es un vertedero de inteligencia (bonita forma de llamarnos basura intelectual) y otras lindezas similares.


Cayetana no lleva bien las críticas ni las bromas: en la Edad Media se trataba a los nobles con más respeto. Y le debo de dar la razón en algo: somos tontos.


Cayetana es tan lista que ha sido dos veces parlamentaria y en 8 años ha hecho 3 intervenciones en total incluidas las comisiones. Hay que ser muy lista para trabajar tan poco y pasar desapercibida.
Cayetana es tan lista que dejó el Parlamento para ser directiva de FAES y de la asociación "Libres e Iguales" (con un sueldo muy superior al que tenía). Asociaciones generosamente subvencionadas desde donde pagados con dinero público promueven los recortes y la privatización de servicios básicos.


Sin embargo, Cayetana no es tan lista para ser capaz de mantener la ilusión de su hija por un traje poco fiel. Cayetana no es tan lista como lo han sido miles de madres que han mantenido la ilusión de sus hijos pese a que sus regalos eran escasos y baratos en comparación con los que su hija sí habrá recibido. Y esos niños han seguido acostándose y soñando con unos Reyes magos y justos cuando les faltaban motivos.


Cayetana... ¡Ay, Cayetana!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Paginas mas populares

Sigueme en