- DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS -
No esperes nada especial de mí, y no te decepcionaré. Ése parece ser el secreto de la felicidad: en general, no equivocarte al elevar tus propias expectativas.

Al adentrarte en este blog, tan sólo advertirte que (suelo, prefiero y) me gusta pensar y opinar por mi mismo; lo que a veces no recuerdo muy bien es en qué orden se debe realizar ese proceso. Y claro, ...así me va. Aunque últimamente y con los años, procuro "controlar" cierto orden en todo esto, la verdad es que no siempre lo consigo. Unas veces pienso lo que digo y otras, digo lo que pienso. Discúlpame en estos últimos casos; ten presente que yo procuraré hacer lo mismo contigo.

Una cosa más: como supongo que sabréis por vuestra propia experiencia, inexorablemente llega una hora de la madrugada en la que, como en esos antros habitados por gente "impresentable", hay que irse del "chinguirito" o del pub .... Eso, o quedarse, pero siempre teniendo en cuenta las especiales circunstancias que empiezan a concurrir. Es cuando ya no distingues un gintónic de un Dyc con cocacola ni por la luz ni por el sabor. Es cuando quienes parecían, en principio, poco agraciad@s físicamente empiezan a tener visibles virtudes. Algo así como si los dioses te soltaran una indirecta: "venga chaval, que ya está bien ...".

Bueno, pues algunas veces tengo la sensación de que la creación de este peculiar blog es fruto de esos momentos de "chinguirito". Quizás por eso, la mayor parte de lo que encuentres en este peculiar lugar para la reflexión introspectiva es absolutamente arbitrario y accidental, con ese sano espíritu que unicamente suele emanar de los lujos de la Realísima Gana. Por lo tanto, se evidencia que aquí no hallarás razones para la ecuanimidad, para el estricto rigor o para la exactitud ni, me temo que mucho menos, demasiados motivos para el provecho personal.

Si ya decidiste quedarte en este garito un instante más, (que sepas que te lo agradezco pero) ten en cuenta todo lo anterior para no llamarte a engaños. Recuerda que: para lo edificante, ya están las constructoras; para las doctrinas, los salvadores de patrias; para el pensamiento único, las dictaduras; y para las risas, los monólogos de comediantes. Aquí sólo encontrarás ideas, equivocadas o no, mostradas con seriedad o con la "guasa" que me proporcionó mi cigüeña, derivadas de un mayor o menor grado de desnudez implícita; pero eso sí, salidas casi siempre del corazón, con pretensiones honestas y, las veces que se pueda,
bienintencionadas, respetuosas y nada dadas al puro adoctrinamiento.


no obstante, publico alguna otra cosa ¡¡¡ aunque sólo sea por puro equilibrio emocional !!!

sábado, 2 de marzo de 2013

BANDERAS, AGITADOR DE SENTIMIENTOS

García Caparrós, Carmen Laffón y Banderas, nuevos Hijos Predilectos

  El actor revive el asesinato de García Caparrós en un emotivo discurso en el acto en el que dicho dirigente sindical malagueño, la pintora Carmen Laffón y él mismo recibieron el título de Hijos Predilectos de Andalucía (en las fotos de arriba)

   Sevilla   28 FEB 2013 
 

“El disparo que te mató podría haberse alojado en cualquiera de los que estábamos cerca de ti. Podría haber sido para mí y todo lo que desde entonces me ha acontecido habría sido borrado. Las cosas que he visto, la gente que he amado, la hija que tuve, las batallas que gané y las que perdí no existirían. Eso es lo que te fue robado. Por eso hoy se te hace justicia, tu gente te quiere devolver lo que se te arrebató”. 

 Cuando el actor Antonio Banderas pronunció ayer estas palabras, las lágrimas de casi todos los presentes, hasta ese momento más o menos contenidas, corrieron mejillas abajo sin tapujos.
Revivieron (algunos) o imaginaron (otros) cómo debieron ser esos últimos momentos de la vida del joven sindicalista Manuel José García Caparrós, asesinado en Málaga el 4 de diciembre de 1977 en la manifestación que reivindicó la autonomía de Andalucía. Banderas, García Caparrós y la pintora sevillana Carmen Laffón recibieron ayer en Sevilla el título de Hijos Predilectos de Andalucía, la máxima distinción que concede la Junta. En el acto, que se celebró en el Teatro de la Maestranza y con la presencia del Gobierno andaluz al completo, el presidente andaluz, José Antonio Griñán, entregó también las 12 Medallas de Andalucía. El director de cine sevillano Alberto Rodríguez, el cantaor jiennense Manuel Gerena, la bailarina y coreógrafa jiennense María Rosa Orad, el editor catalán José Manuel Lara y el pintor granadino Miguel Rodríguez-Acosta se encuentran entre los galardonados. La lista la completan la doctora Marina Álvarez Benito, el empresario Manuel Barea, el directivo de la ONCE Patricio Cárceles, el deportista José Manuel Sierra, el periodista Enrique García y la empresaria Dolores Ascensión Gómez Ferrón.
Banderas, quien pronunció el discurso de agradecimiento en nombre de los premiados, revivió su experiencia al narrar el trágico suceso y, justamente por eso, sus palabras fueron tan sinceras y emotivas. “García Caparrós había caído abatido por un disparo que hizo diana en el corazón de todos los andaluces”. Tras estas palabras, el actor, director y productor malagueño, casado con la actriz Melanie Griffith y que reside en Hollywood, aseguró que nunca ha perdido el contacto con su tierra. 


“En estos momentos, Andalucía para mí es una necesidad, por eso vuelvo y nunca me separo del todo”, añadió.


"Andalucía para mí es una necesidad, por eso vuelvo” tambien afirmo YO


video

El actor hilvanó un relato para pasar, casi con un lenguaje cinematográfico, por la vida y la obra de todos los premiados. Pero fue el último de la lista, García Caparrós, para quien reservó los mejores planos de esta especie de travelling.

 
Banderas contó lo que pasó aquel 4 de diciembre en primera persona, porque él también participó en esa manifestación cuando tenía 17 años y estaba ensayando una obra con el grupo independiente Dintel. Dejaron el ensayo y se sumaron a la multitud, a una movilización que comenzó con “sonrisas en las caras de todos” y terminó con “el reflejo del miedo”.
Banderas contó lo que pasó aquel 4 de diciembre en primera persona, porque él también participó en esa manifestación cuando tenía 17 años y estaba ensayando una obra con el grupo independiente Dintel. Dejaron el ensayo y se sumaron a la multitud, a una movilización que comenzó con “sonrisas en las caras de todos” y terminó con “el reflejo del miedo”. “No lo supe entonces, pero a muy pocos metros de donde yo me encontraba, la vida de Caparrós había pasado del blanco y verde de la mañana, al negro eterno de lo irreversible”.
“No lo supe entonces, pero a muy pocos metros de donde yo me encontraba, la vida de Caparrós había pasado del blanco y verde de la mañana, al negro eterno de lo irreversible”.

 
El actor aseguró que el discurso lo había escrito él mismo, “sobre todo en los aviones”, y que la parte de García Caparrós “fluyó de manera natural con una escritura casi automática”. Banderas hizo también referencia a la “maldita crisis” que asola Andalucía pero, a pesar de ello, afirmó estar “lleno de esperanza”. Aunque comenzó diciendo que “el ‘yo’ es feo”, trufó su discurso con algunas referencias personales que arrancaron el aplauso del público en varias ocasiones, especialmente cuando se referían al asesinato de García Caparrós, cuya medalla recogió su hermana pequeña, Dolores, una mujer luchadora que siempre lleva consigo el DNI de Manuel José. “Lo he oído con mucha emoción, como si estuviera viendo todo lo que ocurrió”, afirmó Dolores después de la ceremonia. “Ha sido el mejor discurso del 28-F que he oído nunca”, comentaron varios asistentes al acto. Y es que Banderas hizo uso de su profesión para dotar su intervención de momentos de tensión y otros en los que dio pie a la risa.



Lo hizo especialmente al citar los méritos de la capitana de corbeta Esther Yáñez, de San Fernando, la primera mujer en ingresar en la Armada española y en dirigir un barco de guerra. “Si alguien me la hubiese presentado fuera de este contexto, yo le habría preguntado:
—¿Cómo se llama?
—Esther.
—Bonito nombre.
—¿Y de dónde es?
—De Cádiz
—Bonita tierra.
—¿Y a qué se dedica?
—Soy capitán de corbeta.
—En ese momento se me habría escapado un ‘¡Ole! Con las bombas que tiran los fanfarrones, se hacen las gaditanas tirabuzones...”
Aunque la mayor parte de su intervención tuvo un tono serio y emotivo. “Yo no tendría vergüenza ni agallas para mirarme mañana al espejo, si solo dedicara este momento a lanzar alabanzas y piropos a la tierra a la que todos los que aquí estamos amamos profundamente”, dijo Banderas tras hacer referencia a la crisis que azota especialmente a esta comunidad.

Tras los discursos, el actor dijo que compartía la impotencia que sentían los que, paralelamente a la celebración del acto, se manifestaban en la calle. “Las cosas están pasando de castaño oscuro, se están poniendo muy agrias. Pero quiero ser optimista y espero que algún día podamos mirar atrás y ver esto como algo de lo que aprender. Tenemos que tener claro que no vamos a volver al lugar en el que estábamos: la especulación del ladrillo”.

 
 

En este sentido, Banderas aclaró que las obras en su casa de Marbella no tienen nada que ver con el procedimiento judicial abierto. Lo que se está haciendo es retranquear un muro del chalé para construir un paseo. “Pase lo que pase con la casa, no voy a protestar, aunque me la quemaran. No voy a hacer daño a mi tierra para que The Times publique que las inversiones en Andalucía no son fiables”, prometió






Treinta y cinco años recordando a José Manuel García Caparrós

Treinta y cinco años después continua cantandose a las puertas del Bar Triana el pasodoble de Raza Mora dedicado a joven andaluz que encontró la muerte aquel 4 de diciembre de 1977 en Málaga.

La calle San Bartolomé de El Puerto de Santa María ha vuelto a ser testigo, a las puertas del Bar Triana, de la interpretación del pasodoble “4 de Diciembre” que la comparsa Raza Mora dedicara a la memoria del joven muerto en la manifestación en la que se pedía el reconocimiento de la autonomía andaluza. Hoy mas de tres décadas después la memoria sigue viva y la llama de la lucha por Andalucía sigue viva y en contra de aquel brutal e injusto asesinato que conmocionó a la sociedad andaluza.
Este año también ha servido este homenaje para recordar a Paco Soto y el Tali recientemente desaparecido.








Letra

Un cuatro de diciembre
muere un malagueño
una bala traidora le quitó la vía
tan solo porque estaba
queriendo a su pueblo
y alzando la bandera de su Andalucía.

Seguro que la mano que apretó el gatillo
no importa de que lado ni de que partido
es una mano sucia de alma retorcida.

Por qué razón, por qué razón
señalaron con sangre
la fiesta de los andaluces
con asesinato que a nada conduce
pues no renunciaremos
a nuestra autonomía.

Andalucía tendra como escudo
su nombre y orgullo, su furia y su fe.
Los malagueños te llorarán siempre
y nunca te olvidarán José Manuel
Caparrós, tú, tu bandera blanca y verde
ahora que nadie te apunta
cuelgala en el cielo azul
en el lucero mayor
dile a las estrellas que eres Andaluz.


Diego Caraballo, letrista de la agrupación, se enteró de los sucesos del 4 de diciembre en Málaga a primera hora de la tarde, escuchando un boletín de noticias en la radio. Rápidamente se puso manos a la obra para transmitir su pesar por la muerte de Caparrós y la rabia contenida por el intento de frustrar las aspiraciones autonómicas por parte de determinados sectores políticos. “He hecho en mi vida más de 200 pasodobles y ninguno lo he escrito tan rápido como ese. Tenía claro qué es lo que quería decir”, apuntaba. El repertorio de ‘Raza Mora’ es un buen exponente del giro, en un reducido margen de tiempo, en los temas y su tratamiento en el Carnaval, muerta la censura y en pleno proceso de transformaciones. “La crítica sobre el imperialismo norteamericano o la repulsa contra la dictadura fueron pasodobles antológicos y que están memorizados por toda una generación”, exponía orgulloso.

Comparsa Raza Mora – 1978 - El Puerto de Santa María

Primer Premio Provincial.
Autor de letra, Diego Caraballo Blanco
Música a cargo de la agrupación
Dirección, Antonio Rico Segura



Componentes; (De pie) Antonio Rico ‘Pedro’, Fernando Albert, Francisco Díaz ‘Pelahigo’, Francisco Gómez ‘Pacoli’, Paco Soto, Diego Caraballo y José Torres ‘El Porras’. (Agachados) Manuel Parra, Antonio Cía, Pedrito García y Manolo Albaiceta.































Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Paginas mas populares

Sigueme en