- DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS -
No esperes nada especial de mí, y no te decepcionaré. Ése parece ser el secreto de la felicidad: en general, no equivocarte al elevar tus propias expectativas.

Al adentrarte en este blog, tan sólo advertirte que (suelo, prefiero y) me gusta pensar y opinar por mi mismo; lo que a veces no recuerdo muy bien es en qué orden se debe realizar ese proceso. Y claro, ...así me va. Aunque últimamente y con los años, procuro "controlar" cierto orden en todo esto, la verdad es que no siempre lo consigo. Unas veces pienso lo que digo y otras, digo lo que pienso. Discúlpame en estos últimos casos; ten presente que yo procuraré hacer lo mismo contigo.

Una cosa más: como supongo que sabréis por vuestra propia experiencia, inexorablemente llega una hora de la madrugada en la que, como en esos antros habitados por gente "impresentable", hay que irse del "chinguirito" o del pub .... Eso, o quedarse, pero siempre teniendo en cuenta las especiales circunstancias que empiezan a concurrir. Es cuando ya no distingues un gintónic de un Dyc con cocacola ni por la luz ni por el sabor. Es cuando quienes parecían, en principio, poco agraciad@s físicamente empiezan a tener visibles virtudes. Algo así como si los dioses te soltaran una indirecta: "venga chaval, que ya está bien ...".

Bueno, pues algunas veces tengo la sensación de que la creación de este peculiar blog es fruto de esos momentos de "chinguirito". Quizás por eso, la mayor parte de lo que encuentres en este peculiar lugar para la reflexión introspectiva es absolutamente arbitrario y accidental, con ese sano espíritu que unicamente suele emanar de los lujos de la Realísima Gana. Por lo tanto, se evidencia que aquí no hallarás razones para la ecuanimidad, para el estricto rigor o para la exactitud ni, me temo que mucho menos, demasiados motivos para el provecho personal.

Si ya decidiste quedarte en este garito un instante más, (que sepas que te lo agradezco pero) ten en cuenta todo lo anterior para no llamarte a engaños. Recuerda que: para lo edificante, ya están las constructoras; para las doctrinas, los salvadores de patrias; para el pensamiento único, las dictaduras; y para las risas, los monólogos de comediantes. Aquí sólo encontrarás ideas, equivocadas o no, mostradas con seriedad o con la "guasa" que me proporcionó mi cigüeña, derivadas de un mayor o menor grado de desnudez implícita; pero eso sí, salidas casi siempre del corazón, con pretensiones honestas y, las veces que se pueda,
bienintencionadas, respetuosas y nada dadas al puro adoctrinamiento.


no obstante, publico alguna otra cosa ¡¡¡ aunque sólo sea por puro equilibrio emocional !!!

domingo, 15 de febrero de 2015

Corea del Norte - En tierra hostil


Cao de Benós y Jalis de la Serna



El equipo, con Jalis de la Serna a la cabeza, ha entrado en Corea del Norte y lo ha hecho pocos después del demoledor informe de la ONU: una documentada denuncia sobre los crímenes contra la humanidad que, desde hace más de seis décadas, comete la dinastía de los Kim.

Para ver el programa, clicar aquí (darle al "continue to vídeo")
o en Atresmedia mientras que lo tengan colgado

Alejandro Cao de Benós, el español que trabaja para el gobierno de Corea del Norte y que hizo de guía del programa «En tierra hostil» en el hermético país, mantiene su particular lucha contra el resultado final del programa en las redes sociales. 

Después de la polémica (e incluso la espantada de uno de los colaboradores) que provocó su visita a «Espejo público», Cao de Benós ha continuado criticando al programa desde su perfil de Twitter:


¿Cómo se van a quejar? Tomás Gómez y @DPRK_CAODEBENOS llevan a Espejo Publico a marcar su récord en con 9.497 comentarios y varios Trending Topics

Alejandro Cao de Benós, el español delegado del Gobierno de Corea del Norte, ha visitado Espejo público después de haber criticado con dureza el reportaje que emitió Jalis de la Serna en el programa En tierra hostil.

Cao de Benós se mostró defraudado por el trabajo del periodista y ha mantenido esa misma opinión en Espejo público, donde ha continuado con las críticas en una entrevista muy tensa. "Me habían avisado que ibais a por mí y que estuviese preparado para sacar las uñas", ha dicho el invitado ante la perplejidad de Susanna Griso.

"Puedes decir lo que quieras que en este país y en este programa sí hay libertad y no te vamos a echar", ha contestado la presentadora, que ha criticado a Alejandro Cao de Benós por presentar "una Corea del Norte que parece Disney World".

El enfrentamiento entre el español-coreano, que no paraba de defender las bondades de Corea del Norte, y los tertulianos ha llegado a tal punto que Albert Castillón ha abandonado el plató: "Me das vergüenza", ha dicho.

Griso también ha vivido varios instantes de tensión con el invitado, especialmente cuando ha defendido el trabajo de Jalis de la Serna. "Yo hubiera hecho lo mismo, hubiera dejado que me enseñases ese país de fantasía porque era la única manera de verlo. En este caso el fin justifica los medios".




Por su parte, Jalis de la Serna, el periodista encargado del reportaje, no ha querido avivar la polémica. En «Espejo Público» defendió una vez más la profesionalidad de su documental y afirmó que para hacerlo habían tenido que pagar a Cao de Benós 18.000 euros, 6.000 por periodista (incluyendo los viajes dentro del país y la manutención).
“No entiendo sus críticas. De todo el reportaje que ocupa unos de unos 74 minutos, él está casi 60 dando su verdad sobre Corea del Norte explicando lo que él quiere sobre el país y hemos sido tan respetuosos con él que incluso hemos metido cuando me corrige, porque no queríamos que él sintiera que habíamos manipulado en absoluto ninguna de sus declaraciones”, asegura Jalis de la Serna en Espejo Público

Una de las cosas que más molestó a Cao de Benós es que en el reportaje aparecieran testimonios de refugiados norcoreanos relatando las atrocidades del régimen de Kim-Jung- Un.
“¿Quién puede creerse con la potestad de decirles a unos periodistas qué pueden y qué no pueden hacer para enseñar una realidad?. Nosotros teníamos que mostrar todas las realidades”, afirma Jalis.







DOCUMENTALES

Corea del Norte: acceso  al terror, es un documental rodado por un equipo de reporteros de la BBC que, tras obtener el siempre difícil visado, consiguió rodar (a veces con permiso, otras sin él) algunos de los aspectos más criticados del régimen comunista. El testimonio es importante por varios motivos, entre ellos el de lograr, por primera vez, la confesión de un exmilitar del régimen que huyó del país y que aseguraba la existencia de campos de reclusión en los que se practicaban torturas. Este exmilitar fue detenido poco después de ser rodado el documental por los servicios secretos norcoreanos y llevado de vuelta al país, donde después de un arrepentimiento público al más puro estilo de los juicios-espectáculo soviéticos, se retractaba de todo lo dicho en los medios occidentales. No se le volvió a ver con vida.
orea del Norte: acceso al terror, es un documental rodado por un equipo de reporteros de la BBC que, tras obtener el siempre difícil visado, consiguió rodar (a veces con permiso, otras sin él) algunos de los aspectos más criticados del régimen comunista. El testimonio es importante por varios motivos, entre ellos el de lograr, por primera vez, la confesión de un exmilitar del régimen que huyó del país y que aseguraba la existencia de campos de reclusión en los que se practicaban torturas. Este exmilitar fue detenido poco después de ser rodado el documental por los servicios secretos norcoreanos y llevado de vuelta al país, donde después de un arrepentimiento público al más puro estilo de los juicios-espectáculo soviéticos, se retractaba de todo lo dicho en los medios occidentales. No se le volvió a ver con vida. En una línea, similar, aunque con una estética más moderna y canalla, los periodistas de Vice recogieron hace tiempo en otro vídeo sus "extrañas" peripecias por el país de la ideología Juche. Más llamativo y rápido que el de BBC, este documental, que se puede ver online en varias partes en su propia web, es quizá un punto menos periodístico.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1253764/0/corea-del-norte/historia-pais/politica-economia/#xtor=AD-15&xts=467263

Corea del Norte: acceso al terror, es un documental rodado por un equipo de reporteros de la BBC que, tras obtener el siempre difícil visado, consiguió rodar (a veces con permiso, otras sin él) algunos de los aspectos más criticados del régimen comunista. El testimonio es importante por varios motivos, entre ellos el de lograr, por primera vez, la confesión de un exmilitar del régimen que huyó del país y que aseguraba la existencia de campos de reclusión en los que se practicaban torturas. Este exmilitar fue detenido poco después de ser rodado el documental por los servicios secretos norcoreanos y llevado de vuelta al país, donde después de un arrepentimiento público al más puro estilo de los juicios-espectáculo soviéticos, se retractaba de todo lo dicho en los medios occidentales. No se le volvió a ver con vida. En una línea, similar, aunque con una estética más moderna y canalla, los periodistas de Vice recogieron hace tiempo en otro vídeo sus "extrañas" peripecias por el país de la ideología Juche. Más llamativo y rápido que el de BBC, este documental, que se puede ver online en varias partes en su propia web, es quizá un punto menos periodístico.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1253764/0/corea-del-norte/historia-pais/politica-economia/#xtor=AD-15&xts=467263
Corea del Norte: acceso al terror, es un documental rodado por un equipo de reporteros de la BBC que, tras obtener el siempre difícil visado, consiguió rodar (a veces con permiso, otras sin él) algunos de los aspectos más criticados del régimen comunista. El testimonio es importante por varios motivos, entre ellos el de lograr, por primera vez, la confesión de un exmilitar del régimen que huyó del país y que aseguraba la existencia de campos de reclusión en los que se practicaban torturas. Este exmilitar fue detenido poco después de ser rodado el documental por los servicios secretos norcoreanos y llevado de vuelta al país, donde después de un arrepentimiento público al más puro estilo de los juicios-espectáculo soviéticos, se retractaba de todo lo dicho en los medios occidentales. No se le volvió a ver con vida. En una línea, similar, aunque con una estética más moderna y canalla, los periodistas de Vice recogieron hace tiempo en otro vídeo sus "extrañas" peripecias por el país de la ideología Juche. Más llamativo y rápido que el de BBC, este documental, que se puede ver online en varias partes en su propia web, es quizá un punto menos periodístico.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1253764/0/corea-del-norte/historia-pais/politica-economia/#xtor=AD-15&xts=467263
Corea del Norte: acceso al terror, es un documental rodado por un equipo de reporteros de la BBC que, tras obtener el siempre difícil visado, consiguió rodar (a veces con permiso, otras sin él) algunos de los aspectos más criticados del régimen comunista. El testimonio es importante por varios motivos, entre ellos el de lograr, por primera vez, la confesión de un exmilitar del régimen que huyó del país y que aseguraba la existencia de campos de reclusión en los que se practicaban torturas. Este exmilitar fue detenido poco después de ser rodado el documental por los servicios secretos norcoreanos y llevado de vuelta al país, donde después de un arrepentimiento público al más puro estilo de los juicios-espectáculo soviéticos, se retractaba de todo lo dicho en los medios occidentales. No se le volvió a ver con vida. En una línea, similar, aunque con una estética más moderna y canalla, los periodistas de Vice recogieron hace tiempo en otro vídeo sus "extrañas" peripecias por el país de la ideología Juche. Más llamativo y rápido que el de BBC, este documental, que se puede ver online en varias partes en su propia web, es quizá un punto menos periodístico.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1253764/0/corea-del-norte/historia-pais/politica-economia/#xtor=AD-15&xts=467263





En una línea, similar, aunque con una estética más moderna y canalla, los periodistas de Vice recogieron hace tiempo en otro vídeo sus "extrañas" peripecias por el país de la ideología Juche. Más llamativo y rápido que el de BBC, este documental, que se puede ver online en varias partes en su propia web, es quizá un punto menos periodístico.



Entrar en Corea del Norte fue uno de los procesos más extraños por los que VICE ha tenido que pasar. Tras varias charlas durante meses con sus representantes, finalmente dijeron que iban a permitir que 16 periodistas viajaran al país para cubrir los Arirang Mass Games en Pyongyang. Diez días antes del viaje les dijeron: "No, nadie puede venir." Mas tarde: "Sí, sí, podéis venir. Pero sólo en calidad de turistas." No tenían ni idea de qué significaba eso. Ellos ya sabían que éran periodistas, y allí si te pillan haciendo de periodista cuando se supone que debes ser un turista te mandan a la cárcel. Aún así, fueron. La primera etapa del viaje consistió en volar al norte de China. En el aeropuerto, el consulado de Corea del Norte se quedó con sus pasaportes y todo su dinero, y después les llevaron a un restaurante. Estában con el grupo de viaje, y de repente todos los comensales se fueron y aparecieron unas mujeres que comenzaron a cantar canciones nacionalistas de Corea del Norte. Pensaban: "Acabamos de pasar 20 horas metidos en un avión. Tenemos jet-lag. ¿Podemos ir a la cama?", pero uno de los tipos que iba con el grupo y trabajaba en Los Angeles Times, les dijo: "Todos los que están aquí, excepto nosotros, son policía secreta. Si no parecemos entusiasmados, no nos darán el visado". Así que se emborraron, saltaron al escenario y cantaron canciones con las chicas. Al día siguiente les dieron el visado. A mucha gente del grupo no se lo dieron. Éste sólo fue el principio del extraño viaje en el que se embarcaron...



                           Parte 1



                           Parte 2



                          Parte 3

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Paginas mas populares

Sigueme en